El proyecto de la Línea 3 de Metrorrey sigue generando escándalos.

Y es que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó una irregularidad más en esta obra, consistente en desperdicio de concreto para las pilas de cimentación.

linea-3-metro-monterrey-metrorrey

Te puede interesar: Cae mujer de edificio de San Pedro

Dicha anomalía implica un impacto de 34.1 millones de pesos, por lo que la ASF exige al Gobierno estatal que reembolse esa cantidad de dinero, toda vez que los recursos aplicados por este concepto de origen federal.

“Se presume un probable daño o perjuicio o ambos a la Hacienda Pública Federal sin que se justificara el 33.7 % del desperdicio de concreto, considerado en la integración de los precios unitarios, ya que en estos trabajos se utilizaron ademes metálicos recuperables y no recuperables”, establece la Auditoria Superior de la Federación en una de sus observaciones.

linea-3-metro-2021

Nota relacionada: Línea 3 del Metro: corta, tardada… y más cara

Este nuevo conflicto se suma al retraso de más de 4 años de la obra, la compra de vagones usados los cuales saldrán más caros de lo que estaba estipulado, la compra de escaleras eléctricas no apropiadas para exteriores, entre otras irregularidades.