“Desde el Cerro de la Silla se divisa el panorama cuando empieza a anochecer…”, esta es una de las estrofas del “Corrido de Monterrey”, canción icónica de la Sultana del Norte y aunque este tema es muy conocido, pocos saben cuál es su origen.

Un compositor potosino

severiano-briseno-corrido-de-monterrey

Contrario a lo que pudiese pensarse, el “Corrido de Monterrey” no fue compuesto por un regiomontano, sino por un hombre originario del vecino estado de San Luis Potosí.

En efecto, se trata de Severiano Briseño Chávez (21 de febrero de 1902 – 6 de octubre de 1988), compositor de origen potosino, avecindado en Tamaulipas, quien se encargo de ponerle letra y música a esta canción.

severiano-briseno-monterrey.1

Te puede interesar: “El Piporro”, ícono de Nuevo León

Cabe señalar que Briseño fue también el compositor de la popular canción “El sinaloense”.

El tema fue compuesto a principios de la década de los 40’s. En él se exalta el sentimiento de orgullo de los regiomontanos de haber nacido en esta tierra caliente.

Destaca la mención del barrio San Luisito, hoy conocido como Colonia Independencia, la cual tenía su anterior nombre porque ahí vivieron varias personas originarias de San Luis Potosí que fueron contratadas por el gobierno de Bernardo Reyes para la construcción del Palacio de Gobierno, ya que eran los mejores en el manejo de la cantera rosa.

La referencia al Cerro de la Silla era obligada y a partir de este corrido la fama del llamado monumento natural cobró mayor relevancia.

Tras la creación de esta canción, un grupo de industriales apoyó la carrera del compositor como muestra de agradecimiento por su aportación al fortalecimiento de la identidad regiomontana.

El “Corrido de Monterrey” ha sido interpretado por varios cantantes, destacan las versiones de Pedro Infante, la cual se inmortalizó en la película “Escuela de Música” (1955), de igual forma hay versiones interpretadas por Vicente Fernández, Lalo Mora, Pepe Aguilar, Los Alegres de Terán, entre otros artistas.

CORRIDO DE MONTERREY

Tengo orgullo de ser del norte
del mero San Luisito
porque de ahí es Monterrey
de los barrios el más querido
por ser el más reinero, ¡sí señor!
barrio donde nací.

Y por eso soy norteño
de esa tierra de ensueño
que se llama Nuevo León,
tierra linda que siempre sueño
y que muy dentro llevo, ¡sí señor!
llevo en el corazón.

Desde el Cerro de la Silla
se divisa el panorama
cuando empieza a anochecer,
de mi tierra linda y sultana,
y que lleva por nombre, ¡sí señor!
Ciudad de Monterrey.

En sus huertos hay naranjales
tupidos de maizales
con sus espigas en flor,
y en sus valles los mezquitales
curvean caminos reales, ¡sí señor!
bañados por el sol.

En mi canto ya me despido
cantando este corrido
que es de puro Monterrey;
ese suelo tan bendecido,
por ser el muy querido,
verdad de Dios que sí.

Desde el Cerro de la Silla
se divisa el panorama
cuando empieza a anochecer, de mi tierra linda y sultana,
y que lleva por nombre ¡sí señor!
Ciudad de Monterrey.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here