Monterrey es considerada como la “Ciudad de las Montañas”, gracias a la serie de cerros y lomas que se encuentran su zona metropolitana, destacando y por mucho el Cerro de la Silla.

Esta montaña es una de las más representativas y reconocidas en México, al grado de ser considerada como el símbolo de Monterrey.

Pero ¿qué tanto sabes sobre esta espectacular montaña? Aquí te presentamos 7 cosas que tal vez no sabes sobre el Cerro de la Silla.

1.- ¿Quién le puso el nombre?

El Cerro de la Silla recibió su nombre por parte de Alberto del Canto, aventurero portugués que en 1577 fundó Monterrey, llamándole Villa de Santa Lucía, fundación que no prosperó, tras lo cual llegaría Diego de Montemayor para realizar la fundación definitiva en 1596, pero esta es otra historia.

Don Alberto del Canto se maravilló de inmediato por la caprichosa forma del cerro imponente que se veía hacia el sur – oriente y no dudó en llamarle como “Cerro de la Silla” por su similitud con una silla para montar.

2.- El nombre de los picos

Esta montaña cuenta con cuatro picos bien definidos:

– Pico Antena.- tiene una altura de 1751 metros y es el pico más visitado por ser el de más fácil recorrido, tiene varios puntos tradicionales, como el teleférico y El Cristo. En su cumbre se encuentra la antena de transmisión de Televisa Monterrey.
– Pico Norte.- es el pico más alto del cerro, tiene una altura de 1820 metros.
– Pico Sur.- mide 1650 metros y es la cumbre menos explorada por los aventureros, ya que requiere de equipo especial y de gran experiencia en montañismo.
– Pico de la Virgen.- es el pico más bajo, tiene una altura de 1720 metros.

3.- Extensión

El Cerro de la Silla tiene una gran extensión, pues abarca un total de 6045 hectáreas, abarcando parte de los municipios de Guadalupe y parte de Monterrey.

4.- Fauna

Es increíble cómo dentro de una mancha urbana tan pujante e industrializada como lo es la zona metropolitana de Monterrey exista un área llena de fauna silvestre.

En el Cerro de la Silla hay una gran variedad de animales, tales como el oso negro, el coatí, jabalíes, jaguarundi, incluso se han visto pumas merodeando en la cara de la montaña que da hacia los municipio de Allende.

5.- Teleférico

A finales de la década de los 50’s se construyó uno de los proyectos turísticos más ambiciosos de Monterrey: un teleférico que llegara al Cerro de la Silla.

Finalmente, el 2 de junio de 1961, justo cuando estaba por ser inaugurado formalmente, un terrible accidente sucedió: una de las góndolas del teleférico se enredó con uno de los cables y se vino abajo.

En ella iban 4 ingenieros encargados de la obra, quienes fallecieron lógicamente.

Cabe señalar que el teleférico abrió días antes de la inauguración formal, por lo que algunos regiomontanos pudieron disfrutar del ascenso a la montaña.

Hoy solo quedan sus ruinas, las cuales se han convertido en punto obligado de de visita para quienes suben, ya que por su estructura cumple como mirador.

6.- Cerro de la Silla, monumento natural

El 26 de abril de 1991, el presidente de la República, Carlos Salinas de Gortari, declaró al Cerro de la Silla como “monumento natural”.

Esta declaratoria no es poca cosa, ya que con esa categoría la montaña quedó protegida.

De esta manera se ha salvado de varios proyectos que se han querido realizar en el Cerro de la Silla, como el de volver a construir un teleférico o un túnel que lo atravesaría para conectar la zona metropolitana de Monterrey con otros municipios.

7.- Mitos sobre el Cerro de la Silla

En torno al Cerro de la Silla existen muchos mitos y leyendas, los más famosos son los relacionados avistamientos de OVNI’s, de “bolas de fuego”, “brujas” y hasta de un llamado “Hombre Pájaro”.

Obviamente todo esto forma parte del folclore y de la magia que posee esta hermosa montaña.

Nota relacionada: ¿El Cerro del Topo Chico es en verdad un volcán?

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here