Un escándalo más se ha destapado en el Parque Zoológico La Pastora y es que ha trascendido que el Gobierno de Nuevo León adquirió flamencos a sobrecosto para ser exhibidos en el parque mencionado.

En efecto, el Gobierno estatal, a través de la Dirección de Parques y Vida Silvestre, compró seis flamencos rosados, cada uno con un costo de 72 mil pesos, lo que da un total de 432 mil pesos más impuestos.

El detalle es que el precio de venta de estas aves exóticas en establecimientos avalados por las autoridades federales ronda los 35 mil pesos, lo que implica un sobrecosto de más del 100 por ciento del precio normal.

flamencos-la-pastora-nuevo-leon

Te puede interesar: La Estanzuela: un verdadero santuario de aves

La compra se dio el 9 de abril del presente año, apenas unos días después de que Roberto Chavarría asumió la Dirección de Parques y Vida Silvestre.

El proveedor a quien se le compraron los flamencos es la empresa “Zoo Tratamientos Especializados en Medicina Veterinaria S.A. DE C.V.”, la cual no está instalada en el domicilio que se señala señala en la factura.

De igual forma tampoco se detalla la especie que se comercializó ni la UMA (Unidad de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre), es decir el lugar en el que se criaron los animales.

Ante todo esto, se abre la posibilidad de que en esta transacción haya posibles actos de corrupción y de manejo irregular de especies.

Los escándalos de Roberto Chavarría y el Parque La Pastora

roberto-chavarria

Este hecho se suma que uno de los flamencos murió a principios de mes, debido al presunto ataque de un mapache que se introdujo en el espacio de estas aves.

De igual forma han muerto la cría de una cebra, supuestamente por recibir una patada de su madre, y “Pancha”, una elefanta que habitaba en el parque desde 1988.

parque la pastora

Te puede interesar: (VIDEO) ¡Tráiler arrastra taxi en San Nicolás!

En este último caso se hizo un manejo irregular de los restos del paquidermo, ya que Chavarría incurrió en varias contradicciones sobre el destino de sus colmillos. Incluso llegó a declarar que los había entregado a la Profepa, hasta que fue desmentido por esta dependencia federal.

Finalmente reconoció que estaban en el parque La Pastora y que los donarían a la Universidad Autónoma de Nuevo León.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here