Ya son 500 las personas que se han recuperado de COVID-19 en el Hospital General de Zona 67 del IMSS de NL.

Esto, luego de dar de alta a Karla Lorena hace unos días.

La mujer de 41 años había ingresado el 31 de agosto a dicho hospital, con fiebre superior a 39 grados y dificultades respiratorias.

Te puede interesar: Fallan contra exdirectora del Colegio Rébsamen

La única comorbilidad que presentaba era obesidad.

Un trato muy humano en el IMSS

Respecto a la atención médica, Karla Lorena estaba la importancia del trato humano que recibió en la clínica.

“El trato que te dan aquí es excelente y la calidad humana es muy grande, desde los médicos, cómo te tratan, cómo te explican, me tocaron enfermeras que hasta hacen oración con los pacientes”, señaló.

Y destacó que el personal médico se preocupa por lo que comen, por lo que no comen, por lo que les gusta.

Para ella, sin duda estas actitudes ayudan mucho en la recuperación, pues al levantarles en ánimo ayudan a que el paciente se sienta con fuerzas para salir adelante.

Al respecto, el médico Donato Cantú mencionó que siempre tratan de confortarlos, para demostrarles que no están solos.

Despedida emotiva en el IMSS

El personal médico realizó una despedida especial para Karla Lorena, al ser el egreso número 500.

Y ella, con la voz entrecortada, expresó su más grande gratitud por haber recibido no sólo atención médica de calidad, sino un ambiente de calidez.

Te puede interesar: Premian a trabajadores del IMSS NL con Condecoración Miguel Hidalgo