A inicios de esta semana una cruda fotografía le dio la vuelta al mundo: es la imagen de un joven padre de familia y su pequeña hija, ambos muertos por la terrible corriente del río Bravo, cuando intentaban cruzar hacia Estados Unidos en busca de un mejor futuro.

La desconsoladora imagen se volvió un símbolo de la tragedia y la crisis que viven día a día los migrantes en su camino al vecino país.

Se trata de Óscar Alberto Martínez Ramírez de 25 años y su hija Valeria de 1 año de edad, quienes murieron ahogados en el río fronterizo, en un punto de Matamoros.

oscar-valeria-una-imagen-publicada-twitter-por-primo-oscar-1561625667686

Te puede interesar: Busca AMLO reunirse con Trump

Los restos de ambos están siendo repatriados y llegaron a Nuevo León, procedentes de la ciudad tamaulipeca, para ser trasladados por aire desde el Aeropuerto Internacional de Monterrey a la Ciudad de México y de ahí a su vez serán enviados a El Salvador, para el respectivo funeral.

La otra cara de esta tragedia la encarna Tania Ávalos, esposa y madre de las víctimas, quien también viaja de regreso a El Salvador, acompañando los restos mortales de sus familiares.

La tragedia de la familia Martínez Ávalos

oscar-valeria-el-salvador

Buscando un mejor futuro para su hija, Óscar Alberto y Tania decidieron dejar todo en El Salvador y aventurarse a llegar a Estados Unidos.

El 3 de abril emprendieron su camino hacia el norte. Óscar dejó su empleo como cocinero de una pizzería, ante la falta de oportunidades y buscando proteger a su familia de las pandillas salvadoreñas.

El camino fue duro y peligroso, recorrieron 3 mil 200 kilómetros hasta que llegaron a la zona fronteriza en Tamaulipas, con el fin de solicitar asilo político a Estados Unidos.

Ante la tardanza del proceso, el domingo 23 de abril intentaron cruzar. La idea de Óscar era cruzar el río junto con su hija, dejarla en tierra y regresar por su esposa.

Todo salió bien en el primer movimiento, pero cuando Óscar regresaba por su esposa, la pequeña Valeria se cayó al río, por lo que su padre nadó a toda velocidad hasta llegar a ella, pero la corriente los arrastró a ambos, mientras Tania no daba crédito a lo que estaba viendo.

migrantes-oscar-valeria

Te puede interesar: “El Bronco” defiende el “mega-salario” de su suegra en Gobierno del Estado

Finalmente, un día después se encontraron los cuerpos en el margen del río en una escena que impacta de inmediato: se ve a padre e hija boca abajo, abrazados, aferrándose el uno al otro.

Desafortunadamente esta es solo una de las tantas tragedias que han ocurrido por el conflicto migratorio y por desgracia se espera que no sea la última, tomando en cuenta el endurecimiento de las políticas migratorias.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here