El río Santa Catarina es uno de los símbolos de Monterrey debido a su historia y lo que hay en torno a él, pero también lo es el llamado “Puente del Papa”.

Antecedentes del “Puente del Papa”

Historiadores señalan que en el siglo XIX llegó a haber un puente colgante hecho de cáñamo, el cual servía para conectar el Centro de Monterrey y lo que ahora es la Colonia Independencia, sin embargo, una corriente del río lo derrumbó.

Ante esto, ya en el siglo XX, se construyó un puente más, ahora de madera, el cual se inauguró en 1904, llamado el “Puente San Luisito”, obra del arquitecto Alfred Giles, sin embargo en 1908 fue consumido por un fuerte incendio.

Te puede interesar: Salió caro traer a México las cenizas de José José

Así se mandó construir un puente más, mismo que fue derrumbado y destruido por la Gran Inundación de Monterrey de 1909.

El surgimiento del “Puente del Papa”

puente del papa

Desde la década de los 60’s hubo intenciones de construir un puente más, idea que se vio cristalizada hasta el 15 de octubre de 1976, se le conoció nuevamente como el Puente San Luisito.

Te recomendamos: El cardenal norteño: una de las aves más vistosas México

La obra fue de gran importancia pues conectó la zona de La Independencia con el centro, al igual que las dos avenidas más importantes de la ciudad.

El 31 de enero de 1979 vino a Monterrey el Papa Juan Pablo II y el puente sirvió como sede para la misa papal, uno de los acontecimientos sociales más importantes de Monterrey en el siglo pasado.

A partir de ahí la gente le conoció como “El Puente del Papa” y se convirtió en un lugar muy representativo de la ciudad.

La decadencia

Con el paso del tiempo adquirió mayor popularidad ya que debajo de él se instaló la famosa “Pulga del Puente del Papa”, una zona de comercio informal de mucha tradición, retomando las actvidades comerciales que se realizaban desde principios del siglo pasado en ese lugar.

El puente aguantó los embates de los huracanes Beulha (1967), Gilberto (1988) y “Alex” (2010), así como otros fenómenos meteorológicos.

Sin embargo, el abandono por parte de las autoridades lo tienen ahora pésimas condiciones: daños estructurales, sucio, despintado y sin iluminación.

Ojalá que pronto sea rescatado y reciba el cuidado adecuado para evitar accidentes y se embellezca la vista que se tiene en esa zona del Centro de la ciudad.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here