En el río Santa Catarina se inició desde hace unos años un proceso de autoregeneración.

Si hay algo que llama la atención a los visitantes que llegan a Monterrey es el enorme cauce del río Santa Catarina, el cual recorre de poniente a oriente toda la zona metropolitana.

Pero, más allá de esto y de que para nosotros sea parte del paisaje urbano de la ciudad, pocos conocen a profundidad algunos de los aspectos que rondan en torno a este icónico espacio, por eso te presentamos 5 cosas que no sabes sobre el río Santa Catarina.

1.- El recorrido del río Santa Catarina

Este río nace en la Sierra Madre Oriental, específicamente en la Sierra de San José de los Nuncios, en el municipio de Santa Catarina.

A partir de ahí, cae hacia la zona de La Huasteca y comienza su partida a la zona metropolitana, recorriendo parte de Santa Catarina, San Pedro, Monterrey, Guadalupe, Juárez, hasta llegar a Cadereyta, en donde desemboca en el río San Juan y de ahí la corriente para hasta el río Bravo.

2.- Inundaciones constantes

Todos sabemos que cuando llueve de manera intensa, el río Santa Catarina puede pasar de ser un río con poca carga de agua a un río furioso.

Los de las nuevas generaciones lo tienen presente por lo ocurrido con el huracán Alex, los más grandes de edad con el huracán Gilberto, pero la historia de Monterrey tiene una gran cantidad de registros históricos sobre inundaciones desastrosas producto del desbordamiento.

Inundación de Monterrey, 1909.

Hay antecedentes desde 1570, los cuales se repiten en los años 1636, 1642, 1648, 1716, 1752, 1756, 1775, 1782, 1810, 1881, 1909 (considerada como la peor inundación de la historia, murieron más de 5 mil personas), 1910, 1938, 1967 y 1978.

3.- ¿Un río rápido?

El río Santa Catarina puede ser considerado como un “río rápido”, ya que cuando se carga de agua, sus corrientes poseen gran intensidad.

Esto se debe dos aspectos principalmente: al grado de inclinación de su cauce y al origen de sus aguas.

En efecto, el río Santa Catarina se origina en la Sierra Madre Oriental, específicamente en la Sierra de San José de los Nuncios, aproximadamente a 2369 metros sobre el nivel del mar, a partir de ahí inicia su recorrido hasta Cadereyta, cauce que tiene una inclinación promedio de 10 metros por cada kilómetro.

Por otro lado, este río se nutre del agua de 32 cañones, así como de arroyos y venidas de agua de varias calles de la ciudad.

Esto hace que la corriente del Santa Catarina sea tan intensa y peligrosa, que sea considerada como más rápida que la registrada en las Cataratas del Niágara.

4.-Escenario de eventos masivos

Como muchos sabrán, el cauce del río Santa Catarina se ha utilizado como espacio deportivo, primero con canchas de futbol de acceso libre y después con canchas de futbol 7 y campo de golf privados.

También en varias zonas del cauce se construyeron estacionamientos, helipuertos; asimismo se aprovecharon partes del cauce para ferias y como sede de la entrañable pulga del “Puente del Papa”, pero también ha sido sede eventos multitudinarios.

En efecto, destacan en particular dos eventos de gran relevancia en la historia de Monterrey: uno de ellos de tipo social – religioso y el otro relacionado con el medio del espectáculo.

El primero de ellos fue la primera visita del Papa Juan Pablo II a Monterrey, la cual se dio el 31 de enero de 1979. En esa ocasión, el Sumo Pontífice subió al puente, llamado ahora como “Puente del Papa”, desde donde ofició misa y brindó palabras muy emotivas a favor de los trabajadores regiomontanos. En el lugar estuvieron presentes cientos de miles de personas.

El 21 de octubre de 1981 se dio otro evento de grandes proporciones en este sitio, se trata del concierto de Rigo Tovar. Se dice que el público reunido en este concierto superó a la audiencia que estuvo presente en la visita papal, aunque esto obviamente es difícil de comprobar.

5.- El ecosistema del río Santa Catarina

Este río es considerado popularmente como un “río seco” o un “río muerto”, pues solo lo vemos cargado de agua después de lluvias intensas, pero esto no es así, el río Santa Catarina está más vivo que nunca.

En este espacio siempre ha habido vida silvestre, solo que después del paso del huracán Alex (2010) arrancó un proceso de regeneración, el cual trajo una reforestación sin la intervención del hombre.

Actualmente, hay en el río Santa Catarina 401 especies de flora y fauna registradas, según la plataforma Naturalista.

Entre la flora que se puede encontrar en el río se encuentran los ahuehuetes, nogales, álamos, sauces, palmas, anacahuita, eucaliptos, magueyes, nopales, plantas florales diversas, entre otras.

En cuanto a fauna, en el río Santa Catarina hay mapaches, armadillos, ardillas, lagartijas, gecos, diversos tipos de serpientes, sapos, ranas, mojarras, arañas, águilas, zopilotes, pelícanos, garzas, patos, caracara y recientemente se han visto hasta castores nadando.

Notas relacionada:

¿El Cerro del Topo Chico es en verdad un volcán?

7 cosas que tal vez no sabes sobre el Cerro de la Silla

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here