El gobernador de Morelos, Cuauhtémoc Blanco, fue denunciado ante la Fiscalía Anticorrupción de ese estado, por formar parte de una red de lavado de dinero, con la cual se habrían triangulado recursos públicos a través de empresas “fachada”.

La denuncia fue presentada por el abogado Enrique Paredes Sotelo, quien señala varias irregularidades cometidas por Blanco en conjunto con familiares y colaboradores, desde que éste era alcalde de Cuernavaca (entre 2016 y 2018).

Entre los denunciados se encuentran el medio hermano del “Cuau”, Ulises Bravo; Édgar Riou, primo del exfubtolista, quien es además su secretario particular; y el apoderado legal de Blanco, Jaime Tamayo.

Te recomendamos: Dan de alta a Mauricio Fernández

En la denuncia se señalan varias triangulaciones millonarias a través de algunas empresas “fachada”, entre las cuales se pudo identificar a Comercializadora Saime y a Calipso Comunicaciones y Sistemas, las cuales están relacionadas con algunos de los denunciados.

Esas empresas habrían recibido recursos públicos y posteriormente los denunciados realizaron retiros de esas cuentas.

cuauhtemoc blanco

Te recomendamos: Tribunal cancela multa millonaria contra Samuel

En la denuncia se señalan depósitos triangulados que alcanzarían arriba de los 500 millones de pesos, por lo cual se espera que las autoridades de Morelos amplíen la investigación para deslindar responsabilidades y determinar si la afectación al erario público fue mayor.

El caso también pudiera ser atraído por la Fiscalía General de la República, aunque por el momento no se ha pronunciado respecto al caso.

En caso de que alguna autoridad emita una orden de aprehensión, esta no se podría ejecutar ya que Cuauhtémoc Blanco cuenta con fuero constitucional por su investidura de gobernador, por lo que se tendrían que llevar a cabo un proceso especial para retirarle el fuero.