Mientras a la Ciudad de México y Guadalajara se envía la mejor gasolina, a Monterrey llega la de peor calidad.

La crisis ambiental que prevalece en Monterrey se debe a las emisiones contaminantes sin control de las industrias y a la actividad de las pedreras, pero también hay que sumarle a esto otro grave factor: el uso de gasolina de baja calidad y alta toxicidad.

En efecto, en nuestro estado se distribuye la peor gasolina del país, la cual acarrea graves peligros para el ambiente y la salud de las personas.

¿Por qué llega a Nuevo León gasolina de baja calidad?

Un aspecto burocrático (por llamarle de alguna manera) es lo que determina que a la zona metropolitana de Monterrey llegue gasolina “de segunda”.

Esto tiene su origen en la Norma Oficial Mexicana NOM-016-CRE-2016, surgida de la Comisión Reguladora de Energía en 2016.

En esta normativa se establecen las especificaciones de calidad de los petrolíferos (productos derivados del petróleo, como la gasolina, diésel, queroseno, gas licuado, entre otros), distinguiendo los siguientes tipos según su volatilidad:

1.- AA3
2.- AA2
3.- A1
4.- B2
5.- C3

Gasolina

En este sentido, el precio para elaborar cada tipo de gasolina varía según la calidad de la misma, en donde AA3 es la de mayor calidad, menos contaminante y más cara, en contraparte con la C3, que es la más barata y más contaminante.

En esta normativa se establecen también las zonas geográficas del país y las especificaciones del combustible que se distribuirá en esas zonas por mes.

Así se distinguen las zonas Norte, Sureste, Pacífico y Centro, y tres especiales: Zona Metropolitana del Valle de México (CDMX y Edomex), Zona Metropolitana de Guadalajara (Guadalajara y cinco municipios más) y la Zona Metropolitana de Monterrey (Monterrey, San Nicolás, San Pedro, Santa Catarina, Juárez, Guadalupe, Apodaca y Escobedo).

En el caso de la Zona Metropolitana del Valle de México y la de Guadalajara se distribuye gasolina tipo AA3 y AA2 durante todo el año, mientras que en Monterrey se distribuye sólo B2 y C3.

Gasolina de mala calidad en Monterrey

¡No es broma! ¡El Gobierno Federal envía a Monterrey la peor gasolina del país! ¡La más barata y la más contaminante!

Se supone que CDMX y Guadalajara reciben la mejor gasolina para reducir la contaminación de esas ciudades, pero Monterrey fue olvidado.

Consecuencias de la gasolina de mala calidad en Monterrey

Los efectos de que en nuestra ciudad se use combustible de baja calidad saltan a la vista: la mala calidad del aire es cosa de todos los días.

La mayor volatilidad de la gasolina que se usa en Monterrey provoca que se emitan mayores contaminantes al ambiente.

Pero lo peor son los daños a la salud, ya que este tipo de hidrocarburo libera en mayor cantidad de sustancias que pueden provocar enfermedades respiratorias, cardiovasculares, afectaciones al sistema nervioso, riñones, hígado y diversos tipos de cáncer.

¡Urge cambiar la NOM-016-CRE-2016!

Se requiere que Monterrey reciba el mismo tipo de combustible que la Ciudad de México y Guadalajara, ya que las condiciones ambientales de nuestra ciudad son mucho peores que las que prevalecen en esas zonas.

De no hacerlo, la población de Monterrey continuará vulnerable ante la pobre calidad del aire que respira.