Samuel García se pronunció nuevamente en contra de la sanción que la Unidad Fiscalizadora del INE pretende aplicarle, consistente en 55 millones de pesos por las publicaciones realizadas en redes sociales por Mariana Rodríguez durante la pasada campaña electoral en las que aparece el emecista.

Y es que el INE considera que por dichas publicaciones se debería cargarle a Samuel un total de 27 millones 800 mil pesos a su contabilidad de gastos de campaña, por lo cual la sanción se busca que sea el doble de esa cantidad.

El gobernador electo de Nuevo León fue enfático y calificó como “aberrante” esa propuesta de sanción, además de que se mostró confiado en que no procederá.

“Ni los artistas más famosos del mundo cobran eso, pero ella es mi esposa, y lo más increíble es que me quieren sumar a mi contabilidad 27.8 millones de pesos, y por no haber reportado un cobro que nunca existió, el doble de multa: 55 millones de pesos”, explicó García en un video publicado en sus redes sociales.

En este sentido, señaló que en ese caso hubiese sido preferible mentir o simular un contrato con su esposa para evitar este problema.

Te puede interesar: ¡México le pone un baile a Francia en Juegos Olímpicos!

“Me hubiera salido más fácil como candidato haber simulado un contrato en el que Mariana me hubiera cobrado un millón de pesos, y con ese contrato hubiera subido un millón a mi contabilidad y no hubiera habido nada de este alboroto. De ahora en cuando es mejor ser malandrín, ser simulador o mentir, y no anduviera ahorita en estos problemas de multas millonarias”, manifestó el gobernador electo.

Finalmente Samuel García dijo que confía en que el Consejo General del INE no permitirá que proceda esta sanción y si es así, el caso se caerá en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

“Cierro diciéndoles que no se va a anular la elección, ganamos sobrados por nueve puntos, eso no está en duda, así que tranquilos bajemos la presión. Vamos a gobernar Nuevo León los siguientes seis años de la mejor manera”, agregó el emecista.