“Brujas”, “demonios”, “aves de mal agüero”, son algunos de los calificativos que desde antaño se la adjudican a las lechuzas, debido a supersticiones y leyendas, que aún hoy en día siguen vigentes en muchos lugares y desafortunadamente en Nuevo León no es la excepción.

Pero, ¿qué tanto hay de cierto?

¿Qué son las lechuzas?

lechuza-brujas-ave

Esta ave rapaz es muy particular por varios aspectos.

Anatómicamente destaca por su cara en forma de corazón, ojos negros y denso plumaje, lo que la diferencia de los búhos y otras aves.

Generalmente su plumaje es blanco amarillento, aunque hay algunas especies de plumaje grisáceo o negro.

lechuza-tenebrosa

Te puede interesar: Río Santa Catarina: el gran refugio de aves en Monterrey

Las lechuzas tienen hábitos nocturnos y les gusta vivir en zonas cálidas, por esto hay una gran población de ellas en el estado de Nuevo León.

A pesar de ser atacadas de manera recurrente por el ser humano, estas aves acostumbran a vivir en construcciones abandonadas, edificios, pero también en huecos elaborados en árboles.

lechuzas-noche

Te puede interesar: Luis Bienteveo: un ave distinguida de Monterrey

Se alimentan principalmente de ratones, de ahí la importancia de su conservación, ya que ayudan a controlar la población de roedores en las ciudades, aunque también se alimentan de murciélagos, lagartijas o incluso de otras aves.

lechuza-comiendo-roedor-1024x614

El estigma de las lechuzas

lechuza

Muchas personas ven con malos ojos la presencia de lechuzas.

Hay quienes buscan a toda costa ahuyentarlas o matarlas, para evitar mala suerte o que hagan daño, pues existe la creencia que son brujas transformadas en aves o simplemente que son de mal agüero.

Lechuza-de-campanario-1

Incluso hay varios “remedios” para combatir a estas aves, los cuales se han difundido de boca en boca o en internet, los cuales van desde rezar la oración de las “12 verdades”, decir algunas frases como “chile, tomate y cebolla” e insultarla.

Todo esto forma parte de la superstición, aunque cabe aclarar que no juzgamos a nadie (cada quien decide qué creer).

A veces esta creencia se lleva al extremo de agredir a las lechuzas lanzándole objetos o prendiéndole fuego.

lechuzas

Las lechuzas forman parte de nuestras noches, respetémoslas ya que además cumplen con una importante función dentro de nuestro ecosistema.