Sabores con personalidad, especies y proteínas, son algunos de los elementos de la gastronomía de Monterrey.

Quienes vengan a Monterrey deben emprender un tour gastronómico, ya que la gastronomía regiomontana ofrece varias opciones de platillos sabrosos que deleitarán el paladar de cualquier visitante.

Por este motivo te presentamos 5 platillos que debes de comer si vienes a Monterrey.

1.- Cabrito

El cabrito es el platillo insignia de la comida regiomontana. Cabe recalcar que el cabrito es la cría de la cabra que tiene menos de 4 meses de edad, es decir recién destetado.

El no haber comido ningún otro alimento que no sea leche hace que su carne sea tierna y de sabor delicada, precisamente estos puntos ayudan a determinar cuando se está consumiendo un animal más grande de edad, el cual ya no podría llamarse cabrito.

Se puede consumir de diversas formas: en salsa, en fritada (sangre de cabrito) o a la forma tradicional, a la griega.

Su sabor es delicioso, desde la paleta, pierna hasta la famosa riñonada o machitos.

2.- Carne asada

Las parrilladas en Monterrey son cosa seria. La carne que se vende en Nuevo León, al igual que en el resto del norte del país de gran calidad.

Podrás disfrutar de cortes selectos como la famosa arrachera, diezmillo, T-Bone, agujas norteñas, sirloin, New York o el suculento Ryb-Eye.

A esto se agregan otros elementos que conforman una parrillada, que van desde embutidos hasta verduras como calabazas, pimientos y hongos, con queso gratinado incluido.

3.- Machaca con huevo

Como almuerzo, comida o cena, la machaca con huevo o machacado, es un platillo delicioso tradicional de Monterrey y en general de Nuevo León.

El protagonista de este platillo es la carne seca (la cual se puede consumir también en caldillo o como botana con limón y sal), mezclada con huevo.

Se le pueden agregar elementos como pico de gallo, salsa, condimentos, etcétera.

4.- Frijoles con veneno

Este es un verdadero manjar. Los frijoles con veneno son frijoles refritos con mucha manteca y chile colorado, preferentemente los asientos del asado de puerco.

El orégano es un elemento clave, ya que su gran personalidad le da fuerza aromática y de sabor.

5.- Cuajitos

Este podría ser considerado como el “secreto mejor guardado de la gastronomía de Nuevo León”.

Este platillo data de la época de la colonial y originalmente se realizaba con las vísceras del cabrito, mezcladas con carne, todo esto introducido en las membranas digestivas del animal, colocadas en agua con ajo, cebolla, chile, tomate y especies, entre las que se encuentran orégano, comino y laurel.

Con el paso del tiempo, el platillo fue cambiando hasta incluir carne de borrego y res, ante lo costoso del cabrito.

Su sabor es increíblemente delicioso, ya que la cocción a fuego lento y los ingredientes conforman un estofado concentrado de sabores.