Hace unos minutos, durante la conferencia diaria de la Secretaría de Salud, el doctor Manuel de la O anunció una serie de nuevas restricciones que se aplicarán en el estado ante la tercera ola de COVID-19.

Y es que los contagios se mantienen a la alza, pues en las últimas 24 horas se registraron 1,629 nuevos contagios, la cifra más alta en Nuevo León desde el inicio de la pandemia.

También se presentaron 38 defunciones por esta enfermedad en las últimas 24 horas y hay al momento 1,434 pacientes hospitalizados, de los cuales 314 se encuentran intubados.

Te recomendamos: ¡Messi se va del Barcelona!

Ante este panorama, el gobierno estatal decidió cancelar las fiestas patrias, incluyendo Grito d eIndependencia; también los informes de Gobierno, tomas de protesta a informes de actividades de funcionarios con público; permanecerán cerradas, ferias, kermeses, fiestas patronales, cursos de verano, conciertos y festivales musicales, bares y cantinas, antros y centros nocturnos, billares, albercas públicas; parques turísticos públicos y privados, boliches, se cancela la renta de quintas, peleas de gallos, carreras de caballos, fiestas de baby shower o revelación de sexo, fiestas de graduación

Permanecerán abiertos centros comerciales, zapaterías, mueblerías, tiendas departamentales, de ropa y centros de atención a clientes, mercados de abastos, hoteles (solo sus albercas estarán cerradas), tortillerías, panaderías y pastelerías, venta de insumos médicos, guarderías y estancias, florerías, ferreterías, viveros, ferreterías, estéticas y barberías, car wash, lavanderías y tintorerías, supermercados y tiendas de convivencia, tiendas de abarrotes, carnicerías, mercados rodantes, cementerios, restaurantes, clubes deportivos, plazas públicas, clubes hípicos, salas de tatuajes, spa, academias de bailes, gimnasios, casinos, cines, salones de eventos sociales, todos con 50% de aforo máximo, en tanto que las clases presenciales de nivel medio y superior podrán tener un aforo del 30%, todos en horario máximo de 05:00 de la mañana a las 12 de la noche.

Por otro lado los estadios se reducirán su aforo al 30 % (solo los partidos de este fin de semana seguirán al 50%) y las iglesias también tendrán aforo máximo del 30%