Los días contaminados en la Zona Metropolitana de Monterrey subirán de nivel, ante la llegada de la temporada de frío, con lo cual aumenta el riesgo de enfermedades para todos los regiomontanos.

Esto se debe a que el frío genera condiciones propicias para la concentración de contaminantes.

Una de estas condiciones es un fenómeno llamado “inversión térmica”.

Cerro de las Mitras, Monterrey, Nuevo León

Te puede interesar: ¡Estudiantes de la UANL viven momentos de terror en Edomex!

Luis Manuel Guerra, presidente del Instituto de Asistencia en Investigaciones Ecológicas, lo explica de la siguiente manera: “el aire frío es más denso que el aire caliente; por tanto, se queda más tiempo a nivel de piso y, como no hay movimiento, esto hace que los contaminantes se concentren mucho más; en condiciones normales el aire en el piso es más caliente que el aire hacia arriba, pero ahora el aire caliente queda atrapado entre las capas de aire frío, como un sándwich”.

Por ello se llama “inversión térmica”, porque se invierte la temperatura del aire.

contaminacion-monterrey

Te recomendamos: El fatal accidente de Fundidora de 1971

Ahora bien, ¿este fenómeno es peligroso y produce contaminación?

No. La inversión térmica no es peligrosa por sí sola, sino que se vuelve peligrosa cuando ocurre en una ciudad contaminada como Monterrey.

Y es que bajo esas condiciones los contaminantes se mantienen concentrados en la atmósfera a baja altura. Estos factores se combinan con el clima seco, frío y la falta de precipitaciones.

Consecuencias para la salud

monterrey-contaminacion-pm10-calidad-del-aire

Así, la combinación de estas condiciones atmosféricas y la terrible contaminación que padecemos en Monterrey genera un aumento notable en la cantidad de varias enfermedades, sobre todo padecimientos respiratorios.

Estos malestares van de las alergias e infecciones respiratorias, hasta enfermedades graves como neumonías.

Además de lo anterior, las partículas finas también pueden producir otro tipo de padecimientos como problemas cardiovasculares,

Recomendaciones a seguir

contaminacion-infarto

Ante esto, se recomienda evitar las actividades deportivas al aire libre, sobre todo a primeras horas de la mañana.

Tener especial cuidado con niños, adultos mayores y personas con enfermedades cardiovasculares o respiratorias, a quienes se les recomienda evitar realizar actividades al exterior.

Mantenerse bien hidratado y mantener las puertas y ventanas cerradas (solo dejar pequeños espacios abiertos en las ventanas).

Ante molestias de salud, acudir con su médico y evitar la automedicación.