El accidente aéreo en el que murió Jenny Rivera no es el único que ha ocurrido en Nuevo León

En Nuevo León se han vivido varios accidentes y desastres que han conmocionado al estado y al país.

Inundaciones, huracanes, explosiones, derrumbes, “trenazos” y otros eventos de este tipo son recordados por los regios, pero hay otro tipo de accidentes que son menos comunes pero igual de dramáticos: los accidentes aéreos.

En efecto, en nuestra entidad se han registrado algunos de los accidentes aéreos más impactantes de México. Incluso en algunos de estos eventos han perdido la vida personajes reconocidos, lo que les dio aún mayor impacto mediático.

Por este motivo te presentamos los accidentes aéreos más famosos de Nuevo León.

3.- La caída del vuelo 302 de AeroUnión

Era el 13 de abril del 2010 en la Ciudad de México y todo parecía una noche normal para los 5 tripulantes del vuelo 302 de la empresa de transporte de carga de AeroUnión.

Se trata de un avión Airbus de 31 años de antigüedad, el cual traía cerca de 15 toneladas de carga.

A las 22:30 horas salieron del aeropuerto capitalino con destino al Aeropuerto Mariano Escobedo de Nuevo León, para de ahí partir al de Los Ángeles, California.

Durante la mayor parte del vuelo todo transcurrió con normalidad, hasta que estaban por comenzar con las maniobras de aterrizaje.

De la torre de control les informaron que había mal clima en el aeropuerto de Monterrey, gracias a una fuerte tormenta con lluvia e intensas rachas de viento.

La falta de visibilidad comenzó a preocupar a los tripulantes, quienes no veían el aeropuerto. Al tratar de localizar las pistas descuidaron la velocidad de la aeronave.

La pérdida de velocidad originó una cadena de detalles que culminaron con la caída del Airbus en la carretera contigua al aeropuerto, ocasionando la muerte de los 5 tripulantes y dos personas más en tierra.

Las investigaciones descartaron fallas mecánicas y confirmaron que la principal causa del accidente fue un error de los tripulantes durante la aproximación al aeropuerto Mariano Escobedo.

2.- La muerte de Jenni Rivera

La cantante de música regional mexicana, Jenni Rivera, murió en el mejor momento de su carrera y, como muchos saben, el accidente aéreo que acabó con su vida y la de varios colaboradores ocurrió en Nuevo León.

Los hechos ocurrieron durante las primeras horas del domingo 9 de diciembre, luego de un emotivo concierto que “La Diva de la Banda” dio en la Arena Monterrey.

Al terminar el concierto, Jenni y varios colaboradores se dirigieron al Aeropuerto Mariano Escobedo para viajar en un vuelo privado hacia el aeropuerto de Toluca, abordo de un Learjet de 43 años de antigüedad.

Desafortunadamente, minutos después de haber despegado, el avión comenzó a presentar problemas que culminaron con su desplome en una zona montañosa del municipio de Iturbide, al sur del estado.

Murieron los 5 pasajeros y los dos tripulantes.

Los resultados de las investigaciones fueron aterradores y no porque haya intervenido el crimen organizado, como se supuso en su momento, sino por la cantidad de anomalías con la empresa dueña de la aeronave.

La documentación de mantenimiento del avión contaba con una gran cantidad irregularidades; se comprobó una falla mecánica en el avión; y por otro lado, se confirmó que el piloto de la aeronave, un hombre de 78 años de edad, no contaba con permiso para pilotear vuelos con pasajeros ni de noche.

1.- Uno de los peores accidentes aéreos en México ocurrió en Nuevo León

En nuestro estado ocurrió el segundo accidente aéreo más mortífero de la historia de México y uno de los más controversiales.

Los hechos ocurrieron el 4 de junio 1969, cuando el vuelo 704 de la extinta Mexicana de Aviación salió de la Ciudad de México con destino al Aeropuerto Internacional del Norte de Nuevo León.

El avión en cuestión era un Boeing 727-64, piloteado por el capitán Guillermo García Ramos, quien tenía amplia experiencia en vuelos comerciales, además de haber participado en la II Guerra Mundial, dentro del célebre Escuadrón 201.

Abordo iban 7 tripulantes y 72 pasajeros, dos de ellos de alto perfil: el reconocido tenista mexicano Rafael Osuna y el exgobernador de Tabasco y expresidente del PRI, Carlos Madrazo, padre de Roberto, excandidato presidencial.

El avión despegó a las 07:00 horas y todo transcurrió con normalidad, hasta efectuar las maniobras de aproximación para aterrizaje.

En la zona cercana al Aeropuerto del Norte había lluvia y neblina, lo cual complicaba las cosas. Para volver la situación aún más difícil, no estaba funcionando un radiofaro que se encontraba en el municipio de Ciénega de Flores, el cual servía de guía para la aproximación de los pilotos.

Esto provocó que el capitán hiciera una mala maniobra de aproximación al conducir el avión prácticamente a ciegas, lo que provocó un impacto directo contra el Cerro del Fraile.

Obviamente no hubo sobrevivientes.

Las especulaciones en torno a este accidente se dieron de inmediato y aún hoy en día hay gente que rechaza la versión oficial de que la causa de la tragedia fue un error de navegación.

Estas hipótesis apuntan a que se trató de un atentado con explosivos o un sabotaje, dirigidos contra Carlos Madrazo, político que se volvió incómodo para el Gobierno federal en ese momento, a pesar de ser de extracción priista.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here