Hace unas horas se presentó a declarar de manera voluntaria Francisco S., médico pediatra que practicó una liposucción a una mujer en una clínica de la zona de San Jerónimo, tras la cual falleció la paciente.

La víctima en cuestión fue identificada como Karla Karina Galván de 36 años, quien murió horas después de la cirugía estética, derivado de una peritonitis provocada por una perforación intestinal, ocurrida durante el proceso quirúrgico.

clinica-liposuccion

Nota relacionada: Alarma por clínicas “patito” en Nuevo León

En este sentido, Francisco S. se apegó al artículo 20 y no declaró ante la autoridad.

Su abogado expuso ante la Fiscalía General del Estado que su cliente busca llegar a un acuerdo con los familiares de la hoy fallecida para reparar el daño.

Cabe señalar que la Fiscalía tenía varios días en búsqueda del médico que practicó la liposucción, incluso el vicefiscal Luis Orozco declaró que contaban con información que indicaba que Francisco S. estaba fuera de la ciudad.

liposuccion-monterrey

Nota relacionada: Las víctimas de “clínicas patito” en Nuevo León

Ahora tocará a las autoridades analizar el caso y ver cuál es la postura de la familia respecto a la búsqueda de un acuerdo reparatorio.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here