Singapur es conocido como uno de los milagros económicos del siglo pasado: de ser una isla pobre y casi en ruinas tras conseguir su independencia de Malasia en 1965, se han convertido en el cuarto país más rico del planeta, a la par de que son la nación con mayor capacidad de innovación en el mundo.

Pero, ¿cómo lo lograron?

El surgimiento de la “Perla de Asia”

A partir de su independencia, Singapur inició con un ambicioso proyecto de nación que arrancó con medidas duras, sobre todo a nivel político, las cuales fueron consideradas en su momento como arbitrarias, ya que no se permitía la disidencia política.

A la par se hizo un fuerte trabajo de inversión en programas de viviendo y de creación de pequeñas empresas.

Asimismo se fortaleció el sistema de salud y educación, con la finalidad de alcanzar niveles óptimos de bienestar.

singapur-3

Te puede interesar: Confirma CEDH: la UANL violó derechos de profesor con VIH

Pero hay un factor clave en este “milagro económico”.

Philip Yeo, uno de los mayores artífices del excepcional progreso alcanzado por Singapur, lo explica a la perfección.

Yeo, quien ha ocupado diversos cargos públicos (sobre todo en los rubros de innovación y desarrollo) y en la iniciativa privada, afirma que la pieza angular ha sido la atracción de talento de varias partes del mundo.

Yeo

“Tenemos gente de India, China, Vietnam, que vienen a estudiar la Preparatoria, de noveno, décimo y onceavo grado. Tienen que sacar “A” (calificación perfecta) en todas las materias o se van a casa”, explica el prestigiado especialista.

Yeo indica que hacen una fuerte labor de búsqueda de talentos estudiantiles en varios países asiáticos y los seleccionados son llevados a estudiar a Singapur totalmente gratis.

yeo-4-singapur

“Estudian aquí cuatro años y después se van a estudiar un doctorado al extranjero. ¿Qué Gobierno hace eso? ¡Ni Estados Unidos! ¡Ninguno lo hace! Nosotros lo hacemos porque nos encanta y queremos que se queden aquí”, agregó el experto.

Y es que una de las mayores problemáticas a las que se enfrenta esta nación es al bajo índice de natalidad en comparación con la cantidad de talento que se requiere, apunta Philip.

yeo

“Aquí en Singapur solo nacen 45 mil bebés al año, no son suficientes. Así que la clave es ¿podemos traer otros 45 mil de afuera?”.

Así, en esta pequeña isla se ha favorecido una sociedad multicultural, aspecto sumamente controversial tomando en cuenta los problemas migratorios que prevalecen en varias zonas del orbe.

Te puede interesar: Michihito Matsuda: ¿el robot que quisieramos en la elección de gobernador de Nuevo León?

¿Qué deben hacer Monterrey y México para crecer?

codos-monterrey

Al ser cuestionado por especialistas del Tecnológico de Monterrey, Philip Yeo no duda en sugerir que nuestra ciudad en particular y México en general deben replicar este modelo.

“Imagina si estás en Monterrey y traes gente inteligente de todo el resto de México, les proporcionas un buen alojamiento, una buena Universidad, ¡y ya está!”, opina el singapurense.

Pero Yeo fue más allá y ante la pregunta de qué le recomendaría al Gobierno de México para lograr un crecimiento económico como el de Singapur, no dudó en responder: “que inverta en su gente”.

¿Lograremos algún día un crecimiento notable como el de Singapur? Parece muy difícil y lejano, pero ojalá se dé algún día “El Milagro Regiomontano” o “El Milagro Mexicano”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here