La madrugada del 16 de enero de 2004 ocurrió una historia que causó gran impacto en su momento y que con el paso del tiempo se colocó como una de las historias de misterio más llamativas de los últimos tiempos: “La Bruja de Guadalupe”.

El protagonista de este suceso fue el policía municipal de Guadalupe, Leonardo Samaniego, quien al realizar un recorrido policial de rutina en la Colonia Valles de la Silla tuvo un encuentro con un extraño ser.

Samaniego asegura que al circular por la calle Alamo de ese fraccionamiento mencionado vio cómo a escasos metros de su unidad cayó en medio de la calle una mujer vestida de negro.

“Estaba vestida de negro y traía los ojos grandes, tes morena… traía un gorro con una punta hacia atrás, pero no traía escoba ni nada, iba volando”, relató el policía.

samaniego-bruja

De igual forma describió que tenía los ojos completamente negros, que era alta y no se veía edad avanzada.

Segundos después la extraña mujer se descubrió el rostro y se avalanzó sobre la patrulla hasta quedar encima del cofre, tratando de meter su mano por la ventanilla.

En esos momentos de tensión alcanzó a pedir apoyo por radio frecuencia, pero se desmayó.

Minutos después arribaron al lugar varias unidades de apoyo encontrando a Samaniego inconsciente, por lo que llamaron a personal de emergencias médicas.

Tras ser atendido, el policía relató lo ocurrido no solo a sus compañeros si no a los medios de comunicación.

Posteriormente se le aplicaron exámenes toxicológicos y psicológicos, sin embargo estos arrojaron resultados normales.

Pero entonces, ¿qué fue lo que vio Leonardo Samaniego? ¿El cansancio le habrá afectado la percepción y lo que vio fue un buhó, una lechuza u otra ave? ¿Habrá sido una mujer en estado psicótico y el policía sobredimensionó lo que vio? ¿O en verdad habrá visto a una bruja o a un ser perteneciente a otro plano?

Tal vez nunca lo sabremos, esta historia quedará como una más de las tantas de misterio que abundan en la historia de Monterrey, como la leyenda del “Hombre Pájaro”, los fantasmas de la “Casa de los Tubos” y de la “Casa de Aramberri”, o la de la enfermera que se aparece en la Clínica 25.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here