La curva en La Pastora, la casa de Aramberri, la cueva de Agapito Treviño, entre otros lugares, son parte de la “escena” paranormal de la cultura regia.

A ella se le unió desde hace más de 30 años la denominada “Casa de los Tubos”, ubicada en la calle René Descartes 845, en la colonia Contry, en el municipio de Guadalupe.

El sitio ha sido señalado como “embrujado”, pues según relatos, ahí ocurrieron muertes trágicas tanto de trabajadores que participaban en la construcción y hasta se habló de que la hija de los propietarios pereció en la misma.

Por mucho tiempo fue objeto del misterio, pues personas que se adentraban en la obra, afirmaban ver sombras u objetos extraños, incluso ruidos.

Esto provocó que en muchas ocasiones los vecinos se molestaran al ver a extraños rondando el sector por curiosidad.

Fue hasta el año 2016 cuando una firma de arquitectos tomó el proyecto y el inusual inmueble comenzó a cobrar vida de nuevo.

Pero, ¿qué ha sucedido tres años después de este anuncio? El bufete URBN, el cual encabeza el empresario Enrique Leal, inició los trabajos fueron de demolición de algunas partes de la casa para la remodelación en 2016.

Sin embargo, testigos y vecinos de la zona han manifestado a través de redes sociales que desde el 2018 no han habido modificaciones y solo se demolió la parte trasera.

De hecho, la última vez que la firma URBN tocó el tema de la Casa de los Tubos, fue con una foto a través de su Facebook. “Alberca y Tubos (sic), etapa final. El agua como vínculo entre pasado y presente”, decía la publicación que mostraba una piscina recién construida en la famosa casa.

Desde entonces, no se ha sabido el rumbo del proyecto y la gente se ha manifestado preguntando si estará abierta al público.

Y tu, ¿qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here