Por las características de Monterrey (fuerte calor, gran concentración poblacional y alta demanda de energía, entre otros aspectos, los incendios han sido una constante en la historia de la ciudad.

Algunos de estos siniestros han sido de grandes proporciones como el originado tras una explosión en instalaciones de Pemex en San Rafael el 23 de junio de 1988, o el del Teatro Zaragoza en 1910, el de las instalaciones de FAMSA de Pino Suárez y Colón, o el doloroso atentado del Casino Royale (aunque este fue provocado).

Pero dentro de la historia regia hay un incendio que en su momento cimbró a la ciudad, accidente que ocurrió el 21 de agosto de 1909, llamado simple y sencillamente como El Gran Incendio de Monterrey de 1909.

incendio-monterrey-1909-1

Te recomendamos: La historia del Obispado de Monterrey

Este trágico evento ocurrió en el Centro de Monterrey, en la manzana comprendida entre las calles Padre Mier, Parás, Morelos y Escobedo, en lo que hoy es parte del paseo comercial Morelos.

mapa-monterrey

Se dice que el fuego comenzó poco antes de las 11 de la noche del día 21 en la botica llamada “Droguería del León”, uno de los negocios de mayor tradición a principios del siglo pasado, propiedad de la familia Bremer.

mapa-incendio

Según los diarios de la época, el incendio se debió a una instalación eléctrica defectuosa, localizada en el almacén de la enorme botica, justo al centro de la manzana.

mapa-de-incendio-1909

Te puede interesar: El heroico Batallón de San Patricio

El fuego se extendió rápidamente debido a los químicos y materiales diversos que se encontraban en el lugar.

En en ese entonces ya se habían vivido incendios de gran magnitud, pero ninguno como éste, ninguno de tan grandes proporciones.

incendio-monterrey-1909-2

El fuego se prolongó durante toda la madrugada y finalmente pudo ser contenido hasta la mañana del 22 de agosto.

A pesar de la magnitud del siniestro, no hubo muertos, pero eso sí: las edificaciones de toda la manzana quedaron en ruinas, también hubo daños en la estructura de telégrafos.

Perspectiva desde la calle Morelos.

Te recomendamos: Ha muerto Celso Piña

Los daños totales se cuantificaron en más de 2 millones de pesos, una cifra exhorbitante para esa época.

A pesar de eso, los empresarios dueños de los locales afectados se fueron recuperando poco a poco y construyeron de nuevo en la zona.

El gran incendio de 1909 se quedó marcado no solo como uno de los más impactantes accidentes que han ocurrido en Monterrey, sino también fue presagio de lo que ocurriría a la semana siguiente: la gran inundación de Monterrey, la peor tragedia que ha vivido Nuevo León.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here