Un jaripeo clandestino se convirtió en un verdadero infierno para los cientos de asistentes, luego de que un toro libró las barreras para introducirse a las gradas y embestir a varios de los presentes.

Los hechos ocurrieron en la Plaza de Toros “La Salud” en Puruándiro, Michoacán, y quedaron grabados en video.

Te puede interesar: Tercera ola de COVID “nos empieza a llegar al cuello”: De la O

El toro derribó vallas metálicas y posteriormente embistió a varias personas, dejando un saldo de 10 lesionados, algunos de ellos con heridas de consideración.

Tras varios minutos de caos, varios hombres pudieron contener al animal usando cuerdas.

Lo grave del hecho es en primer lugar la clandestinidad del evento, en el que obviamente no se respetaron las medidas sanitarias ante la pandemia de COVID-19.

Y en segundo lugar la falta de mecanismos de seguridad, además de la presencia de menores de edad.