El expresidente Enrique Peña Nieto fue designado como consejero político del PRI.

La imagen del expresidente de la República, Enrique Peña Nieto, continúa en mal momento, pues ahora las manifestaciones de rechazo hacia él se dan dentro del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Y es que el pasado 27 de febrero, el político mexiquense fue designado por la cúpula priista como consejero político del partido, tras lo cual surgieron varias voces en contra del nombramiento.

Peña Nieto

Las críticas contra Peña Nieto tomaron mayor forma en los últimos días, luego de que un grupo de priistas denominados como “Democracia Interna”, enviaron una carta a Claudia Ruiz Massieu, presidenta del partido, en la que le exigen no sólo que se eche atrás el nombramiento del expresidente, sino también su expulsión definitiva del partido.

“Peña no sólo no puede ser consejero político, sino que debe ser expulsado del partido por el inmenso daño que le causó, llevándolo del triunfo del 2012 a la peor derrota de su historia en el 2018”, se lee en el documento.

Asimismo, en esa carta se señala que desprestigiaron al partido con actos de corrupción “destacados militantes como el propio Peña, algunos miembros de su gabinete y los gobernadores cuyas candidaturas impulsó él; unos hoy encarcelados, algún otro prófugo y otros más aún al frente de sus entidades”.

Por este motivo, el bloque “Democracia Interna” le exigió a Ruiz Massieu que no se haga efectivo el nombramiento de Peña Nieto.