Una gran revelación se hizo hace unos momentos en el juicio que se realiza en Estados Unidos contra Joaquín “Chapo” Guzmán, luego de que un testigo declaró que el capo mexicano sobornó al expresidente Enrique Peña Nieto con 100 millones de dólares.

La revelación la hizo el delincuente colombiano Alex Cifuentes, quien entre 2007 y 2013 fue uno de los más cercanos colaboradores de el sinaloense y que hoy se encuentra preso en Estados Unidos.

De acuerdo con el testimonio rendido ante la Corte de Brooklyn, Nueva York, habría sido Peña Nieto quien contactó a Guzmán Loera a finales de 2012, es decir justo al momento de asumir la Presidencia de México.

Peña Nieto le habría pedido a “El Chapo” un total de 250 millones de dólares con tal de no emprender una campaña de persecución en su contra, a lo que el delincuente sinaloense le respondió que solo podía darle 100 millones de dólares y estuvieron de acuerdo.

Guzmán Loera entregó el dinero a través de una mujer conocida como la “Comadre María”, proceso que se realizó en la Ciudad de México.

Cifuentes expresó además que “El Chapo” intentó sobornar también a un mando militar mexicano a quien no llamó por su nombre, sino como el “General de la nación”, a quien se le ofreció en 2013 un soborno de 10 millones de dólares para que diera facilidades al Cartel de Sinaloa, aunque éste rechazó la propuesta porque “odiaba mucho a Joaquín”.

Por su parte, Joaquín Guzmán mantuvo una actitud seria durante el testimonio rendido por su excolaborador.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here