Las últimas horas han sido de mucho trabajo para los elementos de Protección Civil de Nuevo León y de Allende, pues las lluvias han provocado la creciente de ríos y arroyos.

Los esfuerzos se concentraron en el río Ramos, en el que 30 personas quedaron atrapadas debido al aumento considerable del caudal.

Uno de los rescates más llamativos fue el de un pequeño niño y su perrito, quienes fueron puestos a salvo mediante un sistema de cuerdas.

El hecho quedó captado en video, en el cual se aprecia el profesionalismo de los rescatistas y la paciencia del menor a quien pudieron cruzar sobre el río.

Te recomendamos: Se vuelve a romper récord de contagios de COVID en NL

Afortunadamente no hubo tragedias que lamentar.

Por su parte, Miguel Perales., director de Protección Civil del Estado pidió a la población no arriesgarse y en caso de lluvia no acercarse a los ríos y arroyos.