Van poco más de 15 días de que inició el ciclo escolar y en Nuevo León ya han sido cerrados 16 planteles educativos, debido a que en sus instalaciones de presentaron casos positivos de COVID-19.

El caso más reciente se dio ayer, se trata del Colegio Himalaya, el cual tuvo que volver al esquema de clases a distancia por 14 días, ya que se presentó un contagio confirmado en un alumno de kínder.

Sin embargo, hubo molestia de parte de los padres de familia pues se cancelaron las clases presenciales también en los niveles de primaria y secundaria.

Te recomendamos: Denuncian a Cuauhtémoc Blanco por lavado de dinero y desvío de recursos

Entre los padres de familia está el diputado del PAN, Luis Susarrey, quien indicó que exigirá que se emita un reglamento para que quede establecido el procedimiento de actuación en estos casos y no se actúe por capricho de la Secretaría de Salud.

Por otro lado, cabe recordar que el Instituto Americano de Monterrey también fue cerrado por la Secretaría de Salud hace unos días, provocando molestia en directivos y padres de familia, quienes ya preparan la tramitación de un amparo para continuar con las clases presenciales.