Los problemas financieros con los que opera Metrorrey podrían generar un aumento en el riesgo de accidentes de este medio de transporte.

Esta fue la conclusión a la que llegó un dictamen realizado por auditores externos, el cual llevó al Consejo Cívico de Nuevo León a exigir una sesión urgente del Consejo de Administración del Sistema de Transporte Colectivo Metrorrey para tratar el tema.

En el comunicado emitido por el Consejo Cívico se pide que tanto el Congreso del Estado como el Gobierno de Nuevo León atiendan la situación.

Te recomendamos: Entregan a Samuel García las llaves de Austin

El comunicado en cuestión va acompañado de una carta dirigida al gobernador Jaime Rodríguez Calderón, en la que le expresan su preocupación por los problemas financieros de Metrorrey lo cual impide el mantenimiento adecuado de instalaciones, equipos y trenes.

“Aún más graves resulta el comentario expresado en el Dictamen en el sentido de que continuar con flujo de recursos insuficientes, repercutirá entre otros, en el incremento en el riesgo de accidentes que afecten a los usuarios, trabajadores, instalaciones y equipos”, se recalca en el escrito.

Metrorrey

Metrorrey

Ante esta situación, los integrantes del Consejo Cívico pidieron al gobernador que se elabore un Plan Financiero que garantice la solvencia para que el Metro pueda operar de manera óptima y segura.