Aunque no se quiera reconocer, la Agencia Estatal del Transporte (AET) reactivó la cacería contra cibertaxis, específicamente contra Uber.

Durante las últimas semanas, los operadores de Uber, Didi, Cabify, entre otras plataformas, son el blanco de los elementos de la agencia, luego de que Noé Chávez Montemayor asumió la dirección de este organismo.

“No hay cacería”: AET

noe-chavez-montemayor-titular-agencia
Noé Chávez, director de la AET.

“Si hoy en día la ley marca que Uber es ilegal, yo no los ando cazando ni los muchachos. Si pasan enfrente de ellos y están realizando el servicio sin concesión, pues los detienen., señaló al respecto Noé Chávez Montemayor.

En este sentido, el director de la AET indicó que todas a aquellas personas que quieran brindar este tipo de servicio deben de cumplir con 3 requisitos: licencia tipo E, seguro de servicio público y una concesión brindada por el Gobierno del Estado, en caso contrario estarán fuera de la ley.

Te puede interesar: En NL no hay ningún delito ambiental bajo investigación

Hasta Fuerza Civil participa en la “cacería” de Uber y Didi

fuerza-civil-aet

Las acciones de la AET contra los llamados cibertaxis han subido de tono, pues ahora se hacen acompañar por elementos de Fuerza Civil con armas largas.

Esto quedo evidenciado a través de varias fotografías y videos en los que se ve a los elementos policíacos participando de manera activa en la detención de vehículos de transporte privado.

Te puede interesar: Lanza Profeco “Litro x Litro”

Aunque no ha habido un posicionamiento de la Agencia sobre la participación de policías, podría suponerse que su presencia se debe a la falta de personal que señaló Chávez Montemayor, así como a un incidente que se presentó en un operativo de la AET, en la que sus elementos fueron agredidos por taxistas “piratas”.

Sigue el rechazo de la ciudadanía a los taxis “convencionales”

taxis

Mientras esta polémica se presenta, un amplio sector de la población mantiene su rechazo a los taxis avalados por el gobierno estatal.

Malos tratos, suciedad en los vehículos, taxímetros alterados, situaciones de acoso sexual y asaltos, son algunas de las quejas en contra de los taxis, aspectos que no han podido ser corregidos.