Hace más de tres meses, Daniel Medina Douriet se llevó el desencanto de su vida: cuando abrió el paquete de chocorroles, se dio cuenta de que le faltaba uno.

Indignado, contactó a Marinela por redes sociales, que –bajo el pretexto de querer ayudarle– le pidió un montón de datos sobre su compra.

Te puede interesar: Sorprenden en redes con venta de “piedras milagrosas”

Luego, ya no le respondió sobre su compra, realizada el 30 de abril.

Daniel se propuso no hacer más escándalo sobre lo que llamó “la estafa de Marinela” y quiso olvidar el asunto.

Pero no contaba con que, meses después, un regio le contactaría para que su historia tuviera un final feliz.

Aquí estaba el chocorrol faltante

Fue un joven de Monterrey, llamado Rodolfo Garza, quien se encargó de devolverle la fe en la humanidad.

Esto, cuando Rodolfo lo contactó por medio de su publicación de Marinela, a Daniel le costó un poco creerle.

“Oye we no me lo vas a creer, pero me lo pusieron a mí jaja me vinieron 3 choco roles y es un paquete normal de 2. Dime a donde te lo mando aquí lo tengo”, se leía en el comentario.

El mensaje venía acompañado con una foto del paquete y los tres chocorroles.

A partir de ahí, intercambiaron información por Inbox y, acto seguido, Rodolfo le indicó que el chocorrol ya iba en camino, pasándole incluso el número de guía, para que le diera seguimiento a su paquete.

Además, le hizo llegar unas fotos en las que indicaba que había seguido protocolos sanitarios para envolver el chocorrol.

chocorrol_faltante

Así como una bolsa de plástico, papel burbuja, una caja y el tradicional sobre de mensajería.

Pronto, el chocorrol había recorrido su destino, de Monterrey a Los Mochis, Sinaloa.

Emotiva reunión

chocorrol-choco-rol
Daniel se encargó de compartir la conclusión de su historia por redes sociales.

Y es que subió fotos de la llegada del paquete, que venía acompañado de una nota que decía:

“¡Que nunca te hagan falta choco roles en tu vida, disfrútalo amigo!”.

chocorrol-choco-rol

Causa sensación en redes

Numerosos usuarios en redes sociales han comentado sobre la emotiva historia del chocorrol viajero.

Algunos hasta mencionan que es lo mejor que ha pasado este 2020.

Te puede interesar: Así puedes enviar tu nombre a Marte