La procuración de justicia en Nuevo León vive momentos críticos, sobre todo en el rubro de crímenes violentos, ya que nueve de cada diez asesinatos que ocurren en la entidad quedan sin castigo.

En efecto, de 2008 a la fecha han ocurrido un total 14 mil 874 asesinatos en el estado, sin embargo en los centros penitenciarios del estado únicamente hay mil 418 internos por ese delito, teniendo en cuenta que la sanción mínima para el delito de homicidio es de 15 años.

homicidios-nuevo-leon-1

Estos datos son reveladores y brindan un panorama sombrío tanto del grado de violencia que se ha venido presentando en Nuevo León así como de la inoperancia de las autoridades para controlar y sancionar la criminalidad.

Causas de la impunidad en Nuevo León

homicidios-nuevo-leon-2

Hay múltiples factores que se han conjuntado para crear este clima de impunidad en la entidad.

Por un lado está la falta de personal en la Fiscalía General del Estado (anteriormente Procuraduría General de Justicia), lo cual ha generado una sobrecarga de trabajo que origina a su vez falta de enfoque en las investigaciones.

homicidios-nuevo-leon-3

Te recomendamos: Buscan en laguna cuerpo de regio desaparecido en Cancún

El déficit se presenta principalmente en la cantidad de agentes del Ministerio Público, figura clave en el proceso penal.

A este aspecto se suma la limitación de los recursos con los que viene operando esta institución desde hace algunos años a la fecha.

De igual forma se han venido presentado diversos problemas procesales, lo que indica una falta de preparación por parte de los funcionarios participantes en las indagatorias, sobre todo en los aspectos procesales.

Te puede interesar: Farderas, una “plaga criminal” en México

¿Violencia sin fin?

homicidios-nuevo-leon-5

Por desgracia, las estadísticas de asesinatos han ido creciendo año con año.

De acuerdo con cifras de la Fiscalía estatal, del 2016 a la fecha se ha registra un aumento sostenido en la cantidad de homicidios dolosos.

En 2016 se presentaron 644 asesinatos; al año entrante la cantidad subió a 656; en 2018 hubo un aumento considerable al registrarse un total de 825 casos; y en la primera mitad de este 2019 se acumulan 510 asesinatos, por lo que la tendencia indica que podríamos acabar el año con más de mil homicidios dolosos.