A la ya de por sí contaminada atmósfera regiomontana se sumó la llegada del polvo del Sahara, la cual contribuyó a altos índices de contaminación en la Zona Metropolitana de Monterrey durante este fin de semana.

Esto fue confirmado por el Observatorio Ciudadano del Aire, instancia que precisó que este de domingo se registraron altas concentraciones de partículas PM2.5.

Te puede interesar: ¡Político de Tamaulipas regala caguamas!

La llegada del polvo del Sahara es un fenómeno natural que se da cada año, durante julio y agosto, el cual consiste precisamente con el movimiento de polvo del desierto africano hacia el continente americano.

Entre sus efectos están la reducción de posibilidad de lluvias, tonos rojizos en el cielo al amanecer y atardecer y, sobre todo, concentración de partículas finas en la atmósfera.

“Aunque sí afecta la calidad del aire, tiene consecuencias benéficas porque fertiliza los bosques”, explicó Alfonso Martínez Muñoz, director del Observatorio Ciudadano de Calidad del Aire.

Se espera que en los próximos días continúe llegando a Nuevo León y la región el polvo del Sahara.