La Tarjeta Feria es un verdadero dolor de cabeza para los miles de usuarios del transporte público de la zona metropolitana de Monterrey.

Problemas con los lectores colocados en los camiones y “ordeña” de saldo, son algunos de los problemas que diario sufren los regiomontanos, ante lo cual la mayoría ha optado por pagar sus pasajes en efectivo, ya que las autoridades y la empresa Enlaces Inteligentes simplemente hacen oídos sordos a los reclamos.

Tarjeta-feria

Te puede interesar:
No aprueban el “tarifazo”

Ante esta situación, el Consejo Cívico, encabezado por Sandrine Molinard, señaló que es necesario realizar un proceso de auditoría al sistema de Tarjeta Feria.

Este posicionamiento lo manifestó durante la sesión del Consejo Estatal del Transporte, realizada ayer, en la cual se desecharon las dos propuestas existentes de alza a las tarifas de camiones.

Molinard consideró que se debe “verificar el tema de los validadores y sancionar eventualmente las irregularidades que se encuentren”, asimismo señaló que deben instalarse más puntos de recarga y efectuar una auditoría al sistema.

tarjeta-feria

Te puede interesar: La verificación vehicular podría instaurarse pronto en Nuevo León

La historia de la Tarjeta Feria ha sido complicada desde su origen, ya que fue rechazada por la ciudadanía cuando fue impuesta en 2010, durante el mandato de Rodrigo Medina.

A pesar de las campañas mediáticas para fomentar su uso, la ciudadanía la ha rechazado y más aún con el surgimiento de constantes denuncias de fallas e irregularidades.