En Nuevo León existen varios parajes que sobresalen por su gran belleza y hay uno que no es tan conocido pero vaya que destaca por ser majestuoso, se trata de la Cascada del Chipitín.

Este lugar se encuentra en la zona de Potrero Redondo en el municipio de Santiago.

Te puede interesar: Matacanes: naturaleza y deportes extremos

Es prácticamente una joya escondida, debido no es de fácil acceso, pues para llegar a ella hay que hacer un recorrido de cierta dificultad entre un ambiente boscoso.

Lo que impacta de inmediato es primeramente la formación rocosa por la que se da el escurrimiento del agua, así como la vegetación adherida a ella.

cascada-del-chipitin-santiago

Te puede interesar: La Estanzuela: el paraíso de Monterrey

Pero por supuesto que lo que maravilla es el color del estanque: un intenso azul turquesa.

Por otro lado, la caverna que se forma al fondo contribuye a crear una panorámica de película.

Nota relacionada: Las espectaculares cascadas de Nuevo León

Es el final del recorrido conocido como “7 rapeles” y el inicio de “Hidrofobia”, una serie de ríos rápidos ideales para vivir una experiencia llena de adrenalina.

Aunque claro, se requiere ir con guías especializados, pero cabe mencionar que hay una gran oferta de estos servicios.

Asimismo hay que recalcar que la temporada ideal para ir a ese destino es de marzo a septiembre.