Aunque Monterrey es vista como una metrópoli industrial, prácticamente una selva de asfalto, se esconde en ella un verdadero paraíso natural, se trata de La Estanzuela.

Este lugar se encuentra a escasos 15 minutos del centro de la ciudad y es un enorme paraje enclavado en la montaña, rodeado de impactantes paisajes, en los que destacan los arroyos, cascadas, cañones, fauna silvestre y gran diversidad de flora.

Desde que entras a La Estanzuela te encuentras con un ambiente que resulta inimaginable que esté dentro de Monterrey.

Predominan el color verde y el canto de las aves, lo que de le da a este sitio una atmósfera de tranquilidad, ideal para quienes a diario viven el estrés de una urbe como la Sultana del Norte.

Ríos y cascadas

En el Parque La Estanzuela confluyen las aguas de los arroyos “El Calabozo” y “Los Elizondo”, los cuales forman cascadas bastante vistosas y fosas de color turquesa, que maravillan de inmediato.

Esta es precisamente una de las fuentes más importantes para el agua que se consume en la ciudad.

Flora

De acuerdo con la plataforma NaturaLista, en el Parque La Estanzuela abunda una gran diversidad de flora, entre las que se encuentran pinos, encinos, helechos, ahuehuetes, árnica, hiedras, palmas, nopales, plantas florales diversas, así como árboles frutales, tales como duraznos, manzanos, naranjos, entre otras especies.

Fauna de La Estanzuela

En este sitio abunda una gran cantidad de especies, tanto de mamíferos, reptiles, insectos, pero sobre todo de aves. La Estanzuela es un verdadero paraíso para las aves.

Entre las especies que destacan se encuentran osos negros, coatís, pumas, pecarí, ardillas, liebres, jaguarundi, y cacomixtles.

También habitan ahí serpientes de coralillo, culebras, una gran variedad de arañas e insectos.

En cuanto a aves, en La Estanzuela se pueden apreciar zopilotes, halcones, aguilillas, tecolotes, búhos,garza y pájaros carpinteros.

Asimismo, hay aves sumamente vistosas como colibríes, chinitos, papamoscas, bienteveos, picogordos, chipes, mirlos, gorriones, colorines, semilleros, calandrias, charas, pirangas, dominicos, cardenales, tordos y palomas.

Un destino obligado

El Parque La Estanzuela es un lugar que debe ser visitado. Todos, tanto los neoleoneses como la gente viene de otros estados de la República o del extranjero, quedarán maravillados con esta belleza natural.

Para más información, visita el sitio web del Parque haciendo click aquí.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here