El llamado “oso amigable” de Chipinque, aquel que el año pasado se hizo famoso por su acercamiento con humanos, incluyendo con una excursionista que tomó una selfie, fue castrado por error, reveló la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

Este oso fue capturado el año pasado en la Colonia Valle de San Ángel en San Pedro, para reubicarlo debido a que por su comportamiento (acercarse a los humanos) representaba un peligro para él y para la comunidad.

El plantígrado, que en ese momento tenía 6 años de edad, se dejó en resguardo bajo la custodia de Rogelio Carrera Treviño, coordinador del Laboratorio de Vida Silvestre de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la UANL.

Te recomendamos: Llegan más vacunas contra COVID-19 a Nuevo León

Carrera contaba con permiso para hacer colecta científica de muestras y uso con fines de enseñanza, autorización expedida por la Dirección General de Vida Silvestre de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

Pero esa autorización estaba vencida desde 2019 y además no le facultaba para tomar decisiones ni para realizar intervenciones quirúrgicas, como la castración que se le practicó.

Presuntamente se decidió castrar al oso, ya que en la zona que se le liberó había otras subespecies de oso y si llegasen a reproducirse existe alto riesgo de malformaciones.

Por el momento existe una denuncia en contra de Rogelio Carrera y otras personas involucradas en la castración del pantígrado, por lo que ya se investiga el caso.