A pesar de que continúan surgiendo más casos confirmados de coronavirus no solo a nivel local y nacional, el Aerpuerto Internacional de Monterrey “Mariano Escobedo” luce sin filtros efectivos para la detección de casos sospechosos.

Y es que las revisiones que se realizan a los pacientes que arriban a la entidad, tanto de vuelos nacionales como internacionales, no son permanentes.

Mientras que varios usuarios reconocieron que sí les tocó pasar por el filtro sanitario, en el cual únicamente se les tomó la temperatura corporal, otros señalan que al llegar al aeropuerto se toparon con el módulo solo.

Este fue el caso de un vuelo (415 Aeroméxico) que arribó procedente de Nueva York, cuyos pasajeros se toparon únicamente con una mesa y sillas vacías, sin especialista alguno que los revisara.

Misma situación se presentó en otros vuelos de la terminal aérea de Nuevo León.

La situación no deja de ser preocupante, tomando en cuenta que los casos continúan en aumento y que siguen llegando a la ciudad vuelos procedentes del extranjero.