En Nuevo León existe una gran cantidad de parajes que se distinguen por su belleza y uno de ellos es el río Ramos.

Localizado en el municipio de Allende y zonas aledañas, este río es, tal vez, el más bonito del estado.

Y no es para menos, el agua toma en varias partes colores turquesa y varias tonalidades de verde, y en otras zonas el agua es totalmente transparente.

En verdad que son hermosos los paisajes que nos brindan los parajes de El Cañón del Mandarín, La Peñita, La Media Luna o El Charco de las Víboras, entre otros.

rio-ramos

Te puede interesar: Matacanes: naturaleza y deportes extremos

Por otro lado, en este río habita una gran cantidad de especies de flora y fauna.

Destaca la presencia de enormes sabinos, álamos, sauces, así como una gran cantidad de helechos, entre otras plantas.

Te recomendamos: ¿Conoces el pozo de Cemex?

En cuanto a fauna hay presencia de varios anfibios, garzas, martín pescador, calandrias, pirangas, cardenales, dominicos, perlitas, tortugas de agua, mojarras, incluso se han avistado castores americanos, entre otras especies.

Desafortunadamente, a pesar de su belleza y de ser un ecosistema de gran importancia, el río Ramos ha sido víctima de la falta de cultura de muchas personas, quienes al acudir de paseo al lugar tiran basura o ingresan al río con sus vehículos, generando contaminación y un escenario lamentable.

Disfrutemos del río Ramos, vayamos y convivamos con la naturaleza, pero hagámoslo bien, de manera responsable y con profundo respeto por esa maravilla de Nuevo León.