Los trabajadores del volante reclaman que desde hace 8 años no hay ajustes pese al incremento de precios de la gasolina.

El conjunto de taxistas del área metropolitana de Monterrey considera que ahora es el momento de que las autoridades los tomen en cuenta y autoricen un incremento en el costo del banderazo y las tarifas que les rigen.

Según se ha podido recopilar, hay un consenso general entre los trabajadores del volante por urgir un aumento, pues defienden que desde hace 8 años que no hay ajustes pese al constante incremento del combustible y las refacciones.

Y es que la tarde de ayer un grupo de taxistas encabezados por José Rodríguez Méndez, líder de Fuerza Estatal de Taxis, acudió al Congreso local a pedir que se cancele la iniciativa de utilizar una aplicación para ofrecer el servicio.

Cerca de 200 trabajadores del volante hablaron con Julia Espinoza de los Monteros, presidenta de la Comisión de Transporte, mientras sostenían pancartas y lonas contra la medida de estas aplicaciones.

Taxistas anuncian paro

Ahí, los taxistas empezaron a manifestar además a los medios de comunicación que ya es tiempo de que tengan un “tarifazo”. “Ya es tiempo, tenemos siete años sufriendo como todos”, dijo uno de los trabajadores a diarios locales.

Los taxistas consideran que la autoridad tiene que hacer un balance de la situación que viven, pues además de los altos costos que tiene la competencia: los taxis privados.