La madrugada del 18 de diciembre del año 2000 ocurrió uno de los accidentes más impactantes que se han vivido en la Zona Metropolitana de Monterrey: el “trenazo” de la Ruta 120.

Esa fría mañana parecía como cualquier otra. Miles de regios se alistaban para ir a trabajar, usando para ello el transporte urbano.

Desafortunadamente el conductor de una unidad de la Ruta 120, identificado como Víctor Hugo García Rivera, traía prisa por realizar su recorrido y eso le costó caro a él y a decenas de inocentes.

Y es que al circular por la Avenida Cuauhtémoc en el municipio de Santa Catarina, el chofer quiso ganarle la carrera al tren que estaba por pasar por el crucero de Díaz Ordaz y decidió cruzar las vías férreas.

No le importaron los gritos de los pasajeros quienes le pedían que esperara a que pasara la mole de acero. “Sí la hago, sí la hago”, le dijo Víctor a los usuarios, quienes veían con terror el inminente impacto…y la tragedia ocurrió.

El tren no pudo frenarse a tiempo debido a su peso estimado en 2 mil 100 toneladas e impactó de lleno a la unidad de la 120, arrastrándolo por más de 100 metros, mientras el camión se iba doblando como una hoja de papel ante la potencia de la máquina férrea.

Te puede interesar: Caso “Andrómeda”: uno de los peores crímenes en la historia de Monterrey
Muchos gritos, sangre y olor a muerte surgieron en esa zona de Santa Catarina y pronto la noticia comenzó a correr, alcanzando notoriedad a nivel nacional.

El saldo final fue de 18 muertos y 25 heridos, muchos de los cuales quedaron con graves secuelas.

Las labores de rescate fueron complejas y requirieron de la unión de varios cuerpos de emergencia, participando cerca de 300 personas en las maniobras.

Ante lo impactante de la escena se pensó que el chofer del camión había fallecido entre los fierros retorcidos, sin embargo se pudo confirmar que había huido. Tiempo después se entregó a las autoridades para enfrentar un proceso penal.

trenazo ruta 120

Te recomendamos: La inundación de 1909: la peor tragedia en la historia de Monterrey

El tiempo pasó. Pronto el escándalo mediático se fue quedando en el olvido y también la precaución en los cruces de ferrocarril, pues por desgracia este tipo de accidentes se sigue presentando en la ciudad actualmente.

trenazo ruta 120

¿Algún día tendremos en Monterrey el respeto que se merece a los cruces del tren?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here