Uno de los símbolos del centro de Monterrey es la “Fuente de la Vida”, también conocida como “Fuente de Neptuno”, localizada en la Macroplaza.

A pesar de que es un sitio tradicional y conocido por prácticamente todos los neoleoneses y es escenario para la postal de turistas, pocos saben cuál es su historia y qué representan todos los elementos que están presentes en ella.

El origen de la Fuente de Neptuno

Macroplaza 116-fuente de neptuno

El origen de esta fuente se remonta al surgimiento de la Macroplaza.

Fue inaugurada en diciembre de 1984, durante el mandato del gobernador Alfonso Martínez Domínguez.

Te puede interesar: La historia de los “Ojos de Santa Lucía”

Aspectos técnicos de la Fuente de la Vida

fuente-de-neptuno

Cabe señalar que la Fuente de Neptuno se colocó en parte de lo que era el hermosísimo Cine Elizondo y algunas casonas que databan de principios del siglo pasado, en el cuadrante localizado en Padre Mier, entre Zaragoza y Zuazua.

El arquitecto encargado de la obra fue el español Luis Sanguino, quien logró plasmar con maestría una escena que impacta por su dramatismo.

fuente-de-neptuno-4

Todas las figuras que la componen están hechas de bronce.

Para abastecerla se requieren de 250 metros cúbicos de agua y sus chorros alcanzan alturas que van de los 4 a los 12 metros.

Te puede interesar: La Estanzuela: un verdadero santuario de aves

Los símbolos de la Fuente de Neptuno

Macroplaza_Monterrey_NL

La idea que se buscaba comunicar con esta obra era representar los esfuerzos de Nuevo León por el abastecimiento de agua, por ello se eligió como figura central a Neptuno, dios romano de los mares y los océanos.

Y es que con la Fuente de Neptuno se buscaba conmemorar el Plan Hidráulico conseguido por el Gobierno del Estado.

fuente-de-neptuno-noche

Pero hay también otras figuras presentes en esta fuente.

Hay un niño tomando un pez, lo que representa el abastecimiento de agua y la pesca, con el desarrollo de la presa Cerro Prieto, localizada en Linares.

fuente-de-neptuno-1

También está presente una mujer encima de un león, con el llamado “cuerno de la abundancia”, con el cual se representa a nuestro estado sin problemas de abastecimiento del vital líquido.

Un segundo niño se encuentra en la escena, el cual posee también un “cuerno de la abundancia”.

En un segundo plano se encuentran varias personas que se encuentran festejando la abundancia de agua, representando al pueblo de Nuevo León.