En honor a la conmemoración del Día del Trabajo este 1 de mayo, se recuerda un monumento muy icónico de nuestra ciudad que hace honor a la clase obrera del estado.

El Monumento al Trabajador fue realizado por la compañía Fundidora de Fierro y Acero de Monterrey, S.A., una de las empresas nacida con el siglo dentro del proceso de industrialización de la capital de Nuevo León.

La Fundidora fue fuente de empleo para 1500 obreros inicialmente y antes de su clausura en 1986 la plantilla laboral ya se contaba en cientos de miles.

El Monumento al Trabajo hace honores a la clase obrera que a través de la historia ha sido el molde de la sociedad moderna. Puede ser visible dentro de la Macroplaza entre el Faro de Comercio y la Fuente de Neptuno.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here