El próximo 11 de octubre, por primera vez en la historia de Internet, se cambiarán las claves criptográficas que protegen las direcciones de dominio, por lo que se pronostica que la red mundial podría registrar una operación lenta en algunos servicios.

“Las personas podrán encontrar tal vez alguna lentitud de respuesta en lo que se actualizan todos los servicios, pero la actualización no tarda más de cinco o seis minutos”, explicó el director de Sistemas y Servicios Institucionales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Fabián Romo Zamudio.

El académico adscrito a la Dirección General de Cómputo y de Tecnologías de Información y Comunicación de la máxima casa de estudios, reiteró que la actualización global de DSN no representa el colapso mundial del Internet, pues el riesgo de que se caiga la red durante este proceso es el mismo que ocurre a diario.

“Se tienen que actualizar, para que toda transacción o consulta que se haga en Internet invocando a los nombres de dominio, que prácticamente el 99 por ciento de las transacciones operan de esa manera, se haga con seguridad”, sostuvo.

La Corporación de Internet para la Asignación de Nombres y Números (INCANN, por sus siglas en inglés), organización sin fines de lucro, será la encargada de realizar el procedimiento.

Cabe señalar que un informe publicado por We Are Social y Hootsuite, de nombre “2018 Global Digital“, reveló que en el mundo existen más de 4 mil millones de personas que usan Internet, lo que significa más de la mitad de la población mundial.

El reporte también indica que cerca del 45 por ciento de los cibernautas utilizan sitios de comercio electrónico, cuyo porcentaje varía entre países.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here