La ketamina es conocido como un anestésico de uso médico y veterinario, pero que con el paso del tiempo pasó a tener un uso lúdico.

De hecho es una sustancia comúnmente se usa en fiestas y antros, ya que muchas personas buscan sus efectos relajantes y alucinógenos.

Obviamente su comercialización y uso están prohibidos en muchos países, ya que genera dependencia psicológica y efectos que pueden ser perjudiciales para la salud, incluso la muerte.

ketamina-depresion

Te puede interesar: Trump usó informe falso de salud para no ir a Guerra de Vietnam

Pero gracias a una investigación a profundidad, la ketamina (también conocida como “Special K”) pasó de ser una droga ilegal a una aliada en el combate contra la depresión.

¡Como lo lees! La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por las siglas de Food and Drug Administration), aprobó un medicamento hecho con esketamina, una variante química de la ketamina, la cual tiene todas las propiedades y efectos de ésta.

ketamina-spray-depresion

Nota relacionada: Va AMLO por la legalización de la marihuana

Esta medicina se comercializa en forma de spray nasal, bajo el nombre comercial de Spravato y está dirigido a pacientes con depresión crónica.

Y es que las investigaciones realizadas sobre la ketamina arrojaron resultados sorprendentes en cuanto a su acción para tratar la depresión, padecimiento que ha ido en ascenso en los últimos años.

depresion-ketamina

Te puede interesar: 5 consejos para que tu celular no dañe tu salud

Se comprobó que los efectos de esta sustancia son sumamente rápidos, en contraste con el tiempo en el que tardan en surtir efecto los antidepresivos convencionales.

Esto marca un precedente importante no solo en cuanto a la atención de un padecimiento de la magnitud de la depresión, sino del uso de sustancias psicoactivas con fines médicos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here