Esto fue revelado por las hijas del médico en cuestión, quien falleció en 2007.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no fue a combate en Vietnam gracias a que su padre le consiguió un dictamen falso, en el que se le diagnosticó “espolones” en los pies, informó The New York Times.

El médico que expidió ese certificado fue el podólogo Larry Braunstein, fallecido en 2007 y quien en vida fue amigo del papá del mandatario.

La información al respecto fue confirmada por las hijas de Braunstein, quienes hablaron con el medio mencionado.

Las hijas del podólogo contaron que su padre les había comentado en varias ocasiones que como parte de un favor, había diagnosticado al hijo de su amigo, Fred Trump, con espolones en los talones, para así no ser elegible para ir a combate durante la Guerra de Vietnam.

En ese entonces, según el testimonio, el hoy presidente de Estados Unidos tenía 22 años de edad.

Gracias a ese favor, el médico tendría algunas comodidades en su consultorio, ya que estaba ubicado en un edificio propiedad de la familia Trump.

“Si había algo malo en el edificio, mi padre llamaba y Trump se ocupaba de ello inmediatamente. Era el pequeño favor que recibió”, dijo una de las hijas del podólogo.

A partir de esa fecha (1968), Trump obtuvo una clasificación 1-Y, con la cual sería elegible para servicio militar únicamente en casos de emergencia nacional, aunque 4 años después el sistema militar cambió y el magnate pasó a ser considerado como incapacitado permanente.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here