La zona metropolitana de Monterrey se engalana con la presencia de varias montañas, que embellecen las panorámicas de la ciudad, una de estas montañas es el Cerro de las Mitras.

1.- Nombre

Mitra del Papa Fracisco.

El Cerro de las Mitras recibe su nombre gracias a la forma que tiene desde varias perspectivas, como la que se observa desde el centro de Monterrey, en donde adquiere forma de “mitra”, el tocado con el que cubren su cabeza autoridades católicas.

El nombre se le adjudica a Don Alberto del Canto, uno de los primer fundador de Monterrey.

2.-Ubicación

El Cerro de las Mitras se ubica al poniente de la zona metropolitana de Monterrey, abarcando parte de los municipios de Monterrey, Santa Catarina y García.

3.- Picos

¡Llegó el día!Recuerdo cuando conocí a Víctor, fue en la despedida del coach Hristo. Él me platicó el deseo que tenía de hacer el tan famoso recorrido de “Cabo a rabo” en el Cerro de las Mitras. Yo tenía una vaga noción de lo que implicaba lograrlo, sabía que era una salida de 48 horas por su alta dificultad técnica pero me comentaba que podría lograrse por debajo de 24 hrs. Así quedó, como un deseo en el aire, hasta el día de la posada Kamargs.Ya decidido me preguntó si me animaba a acompañarlo en esta aventura y sin dudarlo le dije que sí, él comentaba que necesitábamos el apoyo de su amigo Chuy Castillo ya que conoce el recorrido como casi nadie. Así que definimos la fecha para el 3er fin de semana de Enero, lamentablemente por cuestiones personales Chuy o “Rambo” no pudo acompañarnos obligándonos a posponer la salida y aprovechar el tiempo para planear e investigar lo necesario. Y así lo hizo Víctor, en partes recorrió el 90% del trayecto y se familiarizó con todas las referencias para poder recorrerlo por nuestra propia cuenta sin el apoyo de un guía. Ya confiado nos convoca a Rodrigo y a mí para aclarar todos los puntos y poner manos a la obra.Comenzamos el Sábado a las 5:25 am, nos despidieron Sher, Irene y Jair (con cámara en mano) deseándonos Éxito en nuestro trayecto. Al llegar al lomo el amanecer nos recibió, y una cama de nubes nos motivó para iniciar fuerte en las brujas.Hicimos 7:50 hrs al Cuauhtémoc, las últimas 3 ó 4 brujas estuvieron muy dolorosas, vegetación alta, densa y espinas, espinas, espinas haciendo a las polainas imprescindibles para este tipo de terreno.La humedad del inicio junto con el sol del lomo afectó nuestra administración de agua, a partir del pico Cuauhtémoc comenzamos a racionar líquido. Faltaban Piñón, Perico y Pirámide antes de cargar en la cueva del agua.Pero conozco mi cuerpo y prefiero el calor al frío así que sabía que llegaría sin problema a las siguientes cumbres, lo único que me preocupaba era la escalada del Piñón ya que la última vez que usé un arnés fue cuando tenía 14 años y para ser honesto sufro de vértigo en las alturas, pero gracias a Rodrigo y a Victor logré ascender Piñón sin ningún contratiempo.Al llegar a Pirámide Rodrigo comentó que no nos iba acompañar a Perico debido a la fatiga que sentía y tomó la inteligente decisión de descender y esperar nuestro regreso en las cadenas, mientras Victor y yo bajamos pirámide y subimos perico a paso rápido. Al reagruparnos fue donde empecé a sentir que el cuerpo exigía agua, afortunadamente no faltaba mucho para rehidratarnos y refrescarnos.Llegamos a un punto en la cueva donde Vértiz nos había dejado una bolsa con una hielera y 3 cocones reponedores ufff y una botella de agua. Pero la sorpresa fue que al salir de la cueva nos recibieron Irene, Sher con un súper abasto al puro estilo Kamargs. Minutos después llegaron José, Javier y Jair que bajaban del Piloto para tomarnos fotos y videos con el drone. Rodrigo externó que ya no tenía energía suficiente para continuar.Los ánimos que nos dieron nuestros amigos fueron el empuje que necesitábamos para seguir con la última y más difícil parte del recorrido, faltaban las cumbres mas expuestas Piloto, Lobos, Alfa y la última loma. Llegamos a la Uve a oscuras, no sé cómo subí Piloto. Sólo escuchaba atento cada indicación de Victor y mantenía todo mi enfoque en cada trepada y escalada.Cuando descendimos Piloto y cazábamos Lobos empezó a caer un chipi chipi que nos puso a temblar, Victor consideró abandonar el reto pero estudiamos el cielo y las nubes no presentaban “tanta” amenaza así que decidimos ponernos nuestros impermeables y recorrer los “pasamanos” de Lobos lo mas atentos y cuidadosos posibles.Afortunadamente el chipi chipi cesó y nos dio confianza para seguir con el pico Alfa, la última cumbre principal del Mitras. Debo confesar que al llegar al Alfa me sentí sumamente confiado e intuía que nuestro recorrido estaba por terminar, pobre ingenuo… Del Alfa a la cumbre sin nombre volvió el mar de espinas y con cansancio ya todo era más difícil, sólo estábamos nosotros 2 en esa última parte del trayecto tan insignificante (en comparación con todo lo que habíamos logrado recorrer) pero parecía que no tenía fin, hasta que llegamos a un bello puerto con un terreno muy noble y una vegetación diferente, estaba exhausto pero no quería descansar sino hasta llegar a la cumbre número 15 del cerro. Al llegar a la cima por fin pasó la tensión que acumulé en las últimas cumbres y ya nos sentíamos realizados, pero oh pobres ingenuos.Victor comentó que llegando a la vereda de la ratonera serían 45 mins de descenso para terminar el trayecto pero no contábamos que la humedad a esa altura del cerro iba a afectar el suelo de tal manera que estuviera chicloso y peligroso por tanta piedra resbalosa. Al principio con la euforia de encontrarnos en la última etapa del recorrido comenzamos a descender corriendo hasta que nos cansamos de caernos continuamente, yo ya no tenía equilibrio, coordinación ni reflejos pero sí un poco de energía para terminar “entero” a las 2:02 am del Domingo.Les quisiera explicar el sentimiento que experimenté al abrazar a Victor cuando pusimos punto final a nuestra aventura, pero no creo que las palabras puedan alcanzar la magnitud de dicha emoción. El coach Hristo siempre dice descubre quién eres, libera tu espíritu y fue lo que hice, descubrí mucho mas que mis capacidades físicas. Gracias Hristo y Victor por que si no fuera por ustedes no hubiera logrado esta locura.Pero como buen Kamarg el reto continua, y no digo que ahorita pero luego tocará hacer “de Cabo a Rabo” Sub 20hrs.!Gracias a todos por sus buenos comentarios!

Posted by Arturo Anaya on Monday, February 26, 2018

El Cerro de las Mitras cuenta con 15 picos en total: 7 llamados “Brujas”, Cuauhtémoc (el más alto, con 2005 metros), Piñón, Pirámide, Perico, Piloto, Lobos, Alfa y uno más sin nombre.

Nota relacionada: ¿El Cerro del Topo Chico es en verdad un volcán?

4.- Flora y fauna

Oso negro que bajó del Cerro de las Mitras, en 2008.

En este cerro se encuentran varios ecosistemas, que van de la zona de matorral al bosque, esto indica la gran diversidad de especies animales y de flora que habitan en el sitio.

De acuerdo con la plataforma Naturalista, en esta montaña hay cedros, helechos, nopaleras, sotol, biznagas, palmas, agaves, pitaya, anacahuita, encinos, magueyes, laureles y una gran diversidad de plantas florales.

En cuanto a fauna, en el Cerro de las Mitras se han avistado osos negros, víboras de cascabel, culebras, coatís, ardillas, liebres, zorrillos, coyotes, búhos, águilas, halcones, charas, entre otros.

Te puede interesar: 7 cosas que tal vez no sabes sobre el Cerro de la Silla

5.- Mitos

En torno a esta montaña han surgido una gran cantidad de reportes sobre avistamientos OVNI. Desde los 90’s se cuenta en las colonias aledañas a este cerro que por las noches se pueden llegar a ver objetos luminosos sobrevolando cerca de los picos.

Incluso se ha llegado a mencionar la presencia de “bolas de fuego” o “brujas” en el lugar, aunque obviamente nada de esto ha podido ser confirmado, pero a pesar de esto, los mitos continúan.

6.- El daño al Cerro de las Mitras

Sí, esta montaña es bella y es también un símbolo de Monterrey, pero a pesar de esto ha sido severamente dañada.

Por un lado por el desarrollo de complejos residenciales en el lugar, los cuales datan de hace varias décadas, aunque en los últimos años se han ido acrecentando.

Pero principalmente este cerro ha sido atacado por las pedreras, empresas que desde hace décadas extraen piedra caliza y otros minerales.

Esto ha ocasionado que varias partes de la montaña estén destruidas y llenas de “cicatrices”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here