La Cámara de Diputados aprobó ayer las reformas constitucionales con las cuales se da pie a la conformación de la Guardia Nacional, uno de los proyectos más ambiciosos del Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Esto levantó aún más la controversia que se dio durante las últimas semanas entre quienes estaban a favor y en contra de esta nueva corporación, ya que el tema de fondo es la militarización del país.

La votación

Morena, principal impulsor de las reformas, contó con el apoyo de la bancada del PRI para poder conseguir este “triunfo legislativo”, en tanto que el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano se mostraron en contra.

Así, el proyecto fue aprobado con 362 votos a favor, 119 en contra y 4 abstenciones.

Características de la Guardia Nacional

Estará conformada por 40 mil elementos de la Policía Militar, Policía Federal y marinos.

De manera inmediata se abrirá convocatoria para que civiles se unan a esta Guardia Nacional.

El mando de esta institución será mixto: la Secretaría de Seguridad será la autoridad en cuestiones administrativas y los militares el mando operativo.

Se contará con una junta de “Estado Mayor”, integrada por autoridades de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), Secretaría de Marina (Semar) y de la misma Secretaría de Seguridad.

Los programas de capacitación del personal estará a cargo de la Sedena, por lo que el rasgo militar será el distintivo de esta corporación.

La Guardia Nacional no sólo tendrá como función la preservación del orden y la seguridad interior en México, sino que se le dotará de atribuciones de investigación.

Los aspectos positivos de la nueva Guardia Nacional

Los beneficios que todo esto trae consigo es el contar con un nuevo cuerpo de élite encargado de la seguridad pública del país, el cual contará con entrenamiento y capacitación de primer nivel.

De esta manera, podrá sustituirse a la fallida Policía Federal, la cual se encuentra agonizante y con graves problemas de reputación.

También apoyarán a los gobiernos locales, tomando en cuenta que las corporaciones estatales y municipales se encuentran en la mayoría de los casos en situación crítica, tanto en cantidad de elementos como en el grado de preparación y confiabilidad.

De igual forma, los militares podrán volver a sus cuarteles y ya no tendrán que desarrollar labores de seguridad pública sin tener un marco jurídico establecido para ello.

Los aspectos negativos de la Guardia Nacional

La principal queja de quienes se oponen a este proyecto es que prácticamente los militares estarán encargados de la seguridad en el país.

Ya que la corporación estará integrada por completo, en un principio, por elementos castrenses, profundizando así la militarización que ya existe en México desde hace años.

Por si esto fuera poco, se les dará atribuciones de investigación de delitos, lo cual traería consigo problemas de operación.

Además sigue sin estar claro la manera en la que interactuarán con los gobiernos estatales y locales, lo que crearía graves conflictos, sobre todo en lo que respecta a la soberanía municipal.

Esto no es visto con buenos ojos por académicos, activistas defensores de derechos humanos y organizaciones internacionales como la Oficina de Naciones Unidas para los Derechos Humanos y la Comisión Nacional de Derechos Humanos, quienes consideran que esto traería grandes riesgos de violación a los derechos civiles.

¿Qué sigue para la Guardia Nacional?

Al ser aprobado por los diputados, el proyecto fue turnado ahora al Senado de la República, quienes determinarán si se materializa o si se le hacen modificaciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here