Andrea había viajado a Europa para dar varios conciertos con el Coro Infantil de la Catedral de Guadalajara.

Una verdadera pesadilla vivió la familia de la cantante Andrea Montes en el Aeropuerto de Londres, tras ser víctimas de actos de discriminación y abuso por parte de las autoridades de migración del Reino Unido.

Ante esto, la familia tapatía presentó una queja ante la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), dependencia que ya investiga el caso.

Los abusos sufridos contra la pequeña Andrea Montes y su familia

Diana Cristina Briseño Medellín, madre de la niña cantante, asegura que el 9 de octubre fueron retenidos ella, su hija y su hermano en el área de Migración del aeropuerto londinense.

Oficiales de esa corporación les cuestionaron en repetidas ocasiones sobre cargas de droga en sus equipaje.

Te puede interesar: ‘Es Nuevo León de los que más discrimina a migrantes; Conapred

“Las autoridades migratorias en turno nos cuestionaron de una forma que me pareció anormal sobre los motivos de nuestro viaje, no revisaron las invitaciones que llevábamos de instituciones a donde iríamos a dar los conciertos como el inicio del Año Litúrgico en Roma y el Festival Corearte en Barcelona, al contrario nos calificaron de narcotraficantes, nos preguntaban si traíamos droga, decían que no teníamos el dinero suficiente para estar en Londres a pesar que les demostramos que teníamos por lo menos 200 mil pesos para el viaje y les dijimos a que yo soy enfermera que mi hermano Carlos Daniel Briseño Medellín es radiólogo y mi pareja Raymundo Ávila Olguín tiene una flotilla de Uber. Lo único que hicieron fue burlarse, nos aislaron y nos deportaron”, explicó la madre de la menor.

Permanecieron cerca de 8 horas incomunicados, sin oportunidad de ir al sanitario ni acceso a agua.

La respuesta del Gobierno mexicano

“La sección consular está en contacto con la familia y les requirió documentación para formalizar la queja. Desde el primer momento que se contactó a la embajada se prestó la atención consular a la menor y a su familia. Una vez obtenida la documentación solicitada se procederá conforme a los protocolos”, señalaron al respecto fuentes de la Cancillería mexicana.

En tanto que la madre de Andrea refirió que las autoridades diplomáticas mexicanas le indicaron que los agentes de migración del aeropuerto londinense tienen cerca de 50 mil quejas por actos de discriminación, pero no hay mucho que se pueda hacer, pues su actuar se basa en el principio de soberanía, es decir, pueden decidir quién entra a su país y quién no.

Por este motivo llenarán un formulario de queja, el cual servirá para interponer una queja ante el Gobierno británico y sentar un precedente.

La familia de Andrea buscaba una indemnización por los gastos del viaje fallido, aunque es poco probable que las autoridades británicas les den una compensación.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here