Con el noble objetivo de repartir sonrisas, una mujer de San Nicolás repara muñecas para regalarlas a niñas de escasos recursos.

Su nombre es Amalia Corona González, quien comenzó esta labor desde hace 20 años para que las niñas que viven en el sur del estado tengan una Navidad mágica.

Desde su taller, ubicado en la calle Naranjos 420, en la colonia Hacienda Las Puentes, reconstruye las muñecas y hasta les confecciona ropa nueva.

Te puede interesar: La Pastora, lista para recibir visitantes

“Tengo patas, manos, cabeza, tengo una caja llena, pero ya bañada y con su pelo bien peinado, nombre, queda bien bonita”, confiesa sonriente.

Respecto a la ropa, confiesa que si la que tiene queda limpia luego de una buena lavada, se la deja, si no, le confecciona un vestido nuevo.

¿Cómo lo hace?

Se trata de una labor de todo el año, pues se dedica a recolectar piezas, ropa y accesorios.

Las muñecas las consigue de vecinas, familiares o amigas, quienes se las regalan con el cabello dañado, sin zapatos o con la ropa rota.

“Muchas vecinas, como saben que me dedico a esto, vienen y me traen muñecas, también me traen repita y yo recojo todo”, dice.

De igual forma, recolecta muñecos de peluche y va a mercados rodantes a conseguir material.

¿Y en cuarentena?

Para doña Amelia, el resguardo por la pandemia fue muy productivo.

“Me sirvió mucho, porque todo este tiempo que estuve en pandemia me dediqué a esto. Por eso hay unas 130 muñecas y peluches, fue terapia, no tuve ni a qué salir”.

Piensa en todo

Consciente de que los padres muchas veces no tienen para comprar baterías, cuando le llega una de ese tipo, la desarma y la rellena.

¿A dónde irán a parar las muñecas?

Para esta Navidad, las muñecas y peluches que regalará dos Amelia viajarán hasta Doctor Arroyo, Galeana y Aramberri.

Te puede interesar: Regalan auto a enfermero discriminado

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here