El cambio climático sigue demostrando que es real y no una farsa, esto se desprende de que científicos de la Administración Nacional de Océanos y Atmósfera de Estados Unidos (NOAA, en sus siglas en inglés) confirmaron que julio pasado fue el mes más caliente del planeta en los últimos 140 años.

El equipo de la NOAA indicó que la temperatura global registrada el pasado mes fue 0.95 grados superior al promedio total de la temperatura del siglo XX, la cual alcanzó los 15.77 grados.

CALOR-SOL-monterrey-proteccion-civil

Te puede interesar: La tragedia de Fátima, la mamá del bebé Decker

Así, julio de 2019 relegó a julio de 2016 al segundo lugar histórico de mayor temperatura, al superarlo con 0.91 grados.

Pero este récord histórico llegó de la mano de un grave problema: una notable pérdida de hielo polar.

calor-mundo

Te recomendamos: ¿Conoces el pozo de Cemex?

Los especialistas estadounidenses estimaron que durante el mes pasado hubo una pérdida de 30 millones de metros cuadrados de hielo polar. Incluso se pudo documentar que tanto en la Antártida como en el Ártico se alcanzaron reducciones de hielo históricas.

Ahora bien, lo vivido en julio de este año es aún más significativo, porque el nivel de calor alcanzado en julio de 2016 se vio favorecido por la actividad del fenómeno de El Niño, el cual se genera por un calentamiento periódico, mientras que en este año eso no fue factor.

Las consecuencias de lo que acabamos de vivir se verán reflejadas en cambios extremos de condiciones climatológicas, afectación a especies y otros problemas que afectarán las actividades humanas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here