Si de personajes de la cultura popular regia hablamos, de inmediato debe pensarse en Don Rómulo Lozano.

Él nació el 3 de noviembre de 1917. Aunque durante la primera etapa de su vida se dedicó a otras cuestiones, fue hasta después de cumplir 30 años cuando tuvo sus primeros acercamientos con los medios de comunicación, con la radio específicamente.

romulo-lozano

Desde que se acercó a los medios logró conectar con miles de personas, gracias a su clásico estilo franco, directo (“claridoso”, como decimos en el norte), con un humor muy norteño.

Pero su trabajo no se limitó el rubro radiofónico, ya que también incursionó en el cine, en el movimiento llamado “Cabrito Western”.

Te puede interesar: 7 datos que tal vez no sabías de José Marroquín “Pipo”

Pero lo que lo colocó como un referente de la vida pública de Nuevo León fue, sin duda, su paso por la televisión, con los programas “Mira, qué bonito” y “Aficionados”, los cuales se transmitieron durante mucho tiempo y siempre con una gran popularidad.

Te puede interesar: “El Piporro”, ícono de Nuevo León

Don Rómulo Lozano pasó a mejor vida el 26 de enero de 1996. Su funeral fue todo un acontecimiento, ya que miles de personas acompañaron el cortejo fúnebre, lo que nos habla del gran cariño que la gente le tenía.

Su partida dejó un gran vacío en la televisión regiomontana, el cual nunca nadie pudo llenar.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here